Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Artículos

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio

Acercándonos a Las Sagradas Escrituras.

Interpretación – Traducción – Contenido Textual

En ocasiones nos preguntamos, ¿cómo comprender una parte de la Biblia? ya sea por no entenderla o porque alguien la explica de forma diferente.

Estamos inmersos en distintas corrientes que nos acercan a una lectura de los “Escritos Bíblicos”. Cada una de ellas, en el mundo de la fe, trata de obtener la voluntad de Dios para nuestras vidas. Así, las reglas de la hermenéutica trazan principios por donde aproximarnos a una mejor comprensión del texto.

Hay algunas líneas interpretativas que se jactan de ser las más puras, porque siguen al pie de la letra el texto bíblico. Aunque habrían de tener en cuenta, que si la realizan en la simplicidad de la letra, podrían llevar a conclusiones ajenas al contenido que realmente expresa. Ejemplo de ellos son algunos relatos del Antiguo Testamento que describen costumbres y comportamientos propios de unas sociedades y NO del hacer de Dios.

Generalmente se entiende que para una correcta interpretación de la exposición bíblica, es necesario utilizar diferentes herramientas, como varios tipos de traducciones, o mejor aún, conocer las lenguas de los textos que conforma la Biblia, conocer la historia y las costumbres que nos trasladan a los momentos cuando se escribieron, e incluso interiorizar las vivencias de los autores, su espiritualidad, su carácter y sus luchas, etc.

Además de estas herramientas, hay que partir de una visión global donde otros escritos de la propia Biblia explica y da luz al texto analizado, juntamente con el apoyo de la interpretación en el seno de la Iglesia.

Para el cristiano, hay una herramienta que no se puede olvidar. La Biblia se interpreta desde y con Jesucristo. Jesús nos muestra lo que Dios ha querido revelarse de sí mismo, junto al plan de ayuda y restauración que Él ha preparado para el hombre.

Observando el corazón de Dios y su voluntad hacia el ser humano, somos eclipsados, y nos rompe los esquemas de nuestro entendimiento. Por ello, el amor de Dios hacia el hombre, expresado en Jesucristo, es la Norma Fundamental para interpretar la Escrituras.

Cualquier doctrina, principio o ley que no contenga ésta luz de su amor, que ilumina a todo hombre, NO procede de Jesús.

El cristiano, desde el recogimiento y veneración ante la figura de Cristo, usa las herramientas hermenéuticas con el fin de conocer al Dios que se revela en ella, dando contenido a su adoración. Al mismo tiempo es enriquecido en su desarrollo y realización personal a través de la ayuda idónea que ofrece su Creador.


    -Indice de artículos de Paco Bernal
    -Indice general de artículos


Paco Bernal
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes