Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Mujer diablo

Es esta una breve aclaración para aquellos que están convencidos de que la mujer es mala.

“Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones.”  San Agustín.

Existe una recalcitrante demonización de lo femenino y un desprecio firme hacia las mujeres. Para ciertos varones religiosos la figura de la mujer va unida a la tentación, al diablo. Creen que en ella habita el maligno para entorpecer y confundir al débil mundo masculino. La mujer, según ellos, es la causa de que el mal esté en la tierra.


2

Foto de Ashton Bingham en Unsplash.n Unsplash.

Es esta una breve aclaración para aquellos que están convencidos de que la mujer es mala y, además, contrajeron matrimonio porque no sabían vivir solos; para todos los que firmaron en su día, con total libertad, un pacto firme pidiendo la bendición de Dios y juraron sus votos: Yo, Fulanito, te quiero a ti Menganita como esposa y me entrego a ti y, con la ayuda de Dios, prometo serte fiel en las alegrías y en las tristezas, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza. Quiero amarte, respetarte y permanecer a tu lado todos los días de mi vida. Y a continuación, se intercambiaron los anillos como signo de alianza.

A ellos les recuerdo cuánto lucharon durante el enamoramiento por la conquista de esas mujeres que, ahora en casa, son sirvientas y en las congregaciones se convierten en demonios que alientan a pecar y que por eso hay que atarlas a las patas de los bancos. ¿Por qué no estáis dispuestos a reconocer sus dones? Los templos están llenos de hombres santos y mujeres pecadoras, según creéis.
Caballeros, ¿qué pensáis que os ocurrió? ¿No fuisteis consecuentes con vuestro convencimiento sobre los deseos divinos de vuestra unión como si los dos fueseis una sola carne? ¿Qué pasa con los deseos carnales? ¿No os acostáis cada noche con ellas? ¿No disfrutáis vuestros cuerpos mutuamente? ¿No creen ellas en el mismo Dios? ¿No fueron redimidas igual que vosotros? A ver si es que no sois tan espirituales como tratáis de demostrar.

Os pregunto: esos hijos e hijas que tanto amáis ¿son híbridos?, ¿por la parte que os corresponde son divinos y por la parte que le corresponde a vuestras esposas son demonios? Una mezcla rara. 
No olvidéis que, por regla general, son ellas las que están al cuidado de los vástagos la mayor parte del tiempo, las que los educan, las que les inculcan valores. 

Y ya que pensáis que vuestras esposas están para serviros, examinaos bien, porque al necesitarla tanto no hacéis más que confirmar la gran debilidad de no saber apañaros solos.

En este breve recordatorio os digo a los que repetís sin cesar y de memoria los textos donde se habla contra las mujeres, que seáis obedientes a Pablo y le imitéis en todo. Sed consecuentes y no casaros. Si lo hacéis, tratad a vuestras esposas igual que queréis que os traten a vosotros, ya sea en la iglesia, fuera de la iglesia; en vuestras casas y fuera de ellas. 

Comencé con una cita de San Agustín y termino con otra, de la pluma de un autor conservador, tomada del libro El Despertar de la Gracia, Charles R. Swindoll, (editorial Betania):
Quiero advertir a los hombres que tengan mucho cuidado de no hacer fuertes declaraciones concernientes a la sumisión de la mujer, a menos que estén cumpliendo con su propia tarea. Especialmente en los círculos evangélicos, donde muy a menudo tales declaraciones son demostraciones de una lucha de poder. Cuando la gracia se despierta en el corazón de un esposo, él se preocupa por quien Dios le dio, y se vuelve más consciente de los valores, dones e importancia de su esposa. La gracia que habita dentro de él lo libera para permitir que su esposa sea lo que debe ser. 

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes