Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Compra de esclavos



Los líderes que dominan no le conocen a él ni su evangelio liberador y, si le conocen, lo distorsionan a propósito.



Parece imposible cambiar las mentes de los que viven para ser obedecidos y dar una visión diferente a esos que se convencen de que lo suyo es obedecer a quien sea. Los primeros son los que nacen con estrella. Los segundos los que nacen estrellados. Tanto en la iglesia como fuera de ella, hay personas que disfrutan ejerciendo su poder. Te ayudan si les ayudas. Te tienen en cuenta si te subyugas. Si te postras a sus pies te suben de categoría, pero todo lo hacen con el fin de esclavizarte.

Al conocerte te ponen a prueba ofreciéndote tus primeras tareas, como si se tratasen de unas dulces golosinas. Piensan que así te sentirás importante. En numerosas ocasiones consiguen su objetivo. Estás engañado. Crees que eres bien considerado pero, a medida que pasa el tiempo y tu esclavitud va en aumento, te cargan con responsabilidades que no son tuyas, que además son absurdas y ni Dios te las impone.

 


2

Para no perder la consideración que crees haber obtenido, tragas y tragas ruedas de molino hasta asfixiarte. Es entonces cuando empiezas a abrir los ojos y te das cuenta de que te han comprado vilmente y no sabes cómo desprenderte de ese estado en el que te encuentras sin quedar mal. Estás atrapado por todos lados. Ninguna salida hay a tu alcance. Ninguna puerta se te abre y, los hermanos, no te ayudan porque sospechan que quieres desertar del mismo lugar en el que ellos se ven encerrados igual que tú, y de eso nada de nada. Así que a todos toca aguantar y aguantar hasta que la situación explote.

Esta es la estructura que se va ensamblando desde que comienzas a formar parte de una congregación tóxica, contraria al evangelio y a la libertad que Jesús da, pues él no forzó a nadie ni lo engatusó para que luego le sirviera. Es Dios y hombre de corazón limpio que dio ejemplo sirviendo a los demás. Si quieres le sigues y si no quieres simplemente te vas por otro camino que hayas elegido.

Jesús trae un modo de vida llevadero pues él mismo te acompaña. Los líderes que dominan no le conocen a él ni su evangelio liberador y, si le conocen, lo distorsionan a propósito. Son empresarios. Fuera de la iglesia harían esto mismo con sus empleados: esclavizarlos y llenarlos de vanas responsabilidades que no les corresponden con tal de que les saquen las castañas del fuego; alentarlos hacia proyectos absurdos que si llegaran a obtenerlos, de nada les servirían.

Es triste observar a hermanos en la fe que no despiertan nunca, que siguen a personas que les conducen por un camino erróneo, ver que obran contentos, que cantan y sueñan, que esperan que se cumpla todo lo que ese mal líder les mete en la cabeza. Es penoso verles presumir de ser los cristianos más fieles y eficaces del reino y que fuera de ellos no los hay mejores. Viven en una burbuja que les han fabricado a propósito, que nada tiene que ver con la vida real que nos pertenece, que se nos regala para disfrutarla.

 


Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes