Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



A Jacqueline Alencar, en el Día de la Amistad


Ha dejado una huella imposible de borrar y gratos recuerdos anclados en nuestra memoria.


Tras el bloqueo mental que noticias tan duras producen en la mente, me dispongo a compartir este humilde homenaje dedicado a una mujer valiente. Muchos la conocíais en persona, otros por sus escritos, su labor humanitaria, o por todo a la vez. Copio a continuación la información que sobre ella aparece en este medio.

Jacqueline Alencar Polanco, nació en Cobija (Bolivia), en 1961. Es licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Federal de Mato Grosso (Brasil). Antes de venir a España con una beca de la Diputación de Salamanca, trabajó en instituciones públicas en el área de planificación y proyectos de desarrollo. Desde hace varios años, junto con su esposo, se dedica a la publicación y corrección de libros de poesía y ensayo. También realiza traducciones del portugués al castellano para algunas editoriales. Es directora de la revista “Sembradoras”, del Grupo de Mujeres de la iglesia de Pº de la Estación, desde su aparición en el año 2007 y colabora como voluntaria en Alianza Solidaria (AEE).


2

Isabel Pavón y Jacqueline Alencar

Era tan, tan especial, que será imposible que ella y su legado habiten algún día en el olvido. En su ser se acumulaban virtudes que regalaba sin darse cuenta. Mostraba su inteligencia con tal discreción que a nadie ofendía. Con su peculiar dulzura nos deja el listón muy alto.

Respetuosa, amable. A todas luces eligió como misión dar paso al protagonismo ajeno, aunque ella misma fuese la protagonista oculta entre bambalinas. Así era.

De sus múltiples bellezas, además de las nombradas anteriormente y las que aparecen recopiladas en su ficha de autor en Protestante Digital, donde hemos sido compañeras, destaco su sonreír perenne, sus rasgos dulces, la melena envidiable  que lució durante años. Cualidades o dones, como se les quiera llamar, seductores fueron sus maneras educadas, sus gestos de cariño. Personalidad excepcional.

Siempre serán pocas las palabras de elogio que podamos ofrecerle, aunque ella las negaría todas. Jacqueline magnificaba los gestos de cariño que recibía.

Esposa y madre. Compañera. Amiga que respetaba, amiga que amaba, amiga que alentaba, Jacqueline. Ha dejado una huella imposible de borrar y gratos recuerdos anclados en nuestra memoria. 

Transcurría la vida mientras se estaba yendo. Para muchos de nosotros lo hizo en silencio. Se le concedió el billete sin retorno que a todos nos espera. Partió el viernes veinticinco de junio del presente. Su marcha se presentó con demasiada urgencia. 

¡Qué pronto se van los que deben quedarse! Sé que volveremos a vernos, liberados ya de la briega terrenal, pues los que aquí quedamos, de los ya gloriosos marchamos en pos* .

Firmado hoy, treinta de julio, Día Internacional de la Amistad, uno de los sentimientos más hermosos que existen.

*De la canción Firmes y adelante.

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes