Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio




DOROTHY DAY: CRISTIANA Y SOCIALISTA


 

El pasado jueves 24 de setiembre, el Papa Francisco pronunció un discurso en el Congreso de los Estados Unidos y nombró a figuras relevantes para la cultura estadounidense. Abraham Lincoln, Thomas Merton y Martin Luther King fueron algunos de los invocados como ejemplos de libertad y lucha social. Entre ellos mencionó también a una mujer, para muchos desconocida, pero que actualmente está en proceso de canonización. Nos referimos a Dorothy Day, la cristiana socialista.
 

1Dijo el Papa Francisco: "En estos tiempos, cuando los temas sociales son tan importantes, no puedo dejar de mencionar a la servidora de Dios Dorothy Day, fundadora del movimiento de obreros católicos... Su activismo social, su pasión por la justicia y por las causas de los oprimidos, fueron inspirados por el Espíritu, su fe y el ejemplo de los santos".

Dorothy Day nació el 8 de noviembre de 1897 en Brooklyn Heights, un vecindario de Brooklyn, New York, en una familia nominalmente protestante, de confesión episcopal. Tuvo tres hermanos, Donald, Sam y John, y una hermana, Delia. Su padre John Day era un periodista de deportes de un periódico de San Francisco. La familia vivió en Oakland, California hasta el terremoto de San Francisco en 1906, que destruyó casi toda esta ciudad, el periódico y el trabajo de John. La acción desplegada por toda la población de esa zona en la reconstrucción de la ciudad y, especialmente en la ayuda mutua familiar, marcó para siempre a la pequeña Dorothy, quien se convertiría poco más tarde en una líder de acción comunitaria. Para entonces, la familia se relocalizó en Chicago, Illinois.

Cuando tenía 10 años Dorothy era ya una lectora voraz y comenzó a leer la Biblia en forma sistemática. A pesar de la indiferencia religiosa de sus padres, ella con sus hermanos y hermana comenzaron, por la insistencia del rector de su parroquia a su madre Grace, a asistir a la Iglesia Episcopal donde todos fueron parte del coro. Dorothy estudió el catecismo y fue bautizada y confirmada en esta iglesia de su vecindad. Hacia el final de sus estudios secundarios y por su evolución ideológica, abandonó sus actividades religiosas.
 

2Day estudió en la “University of Illinois at Urbana-Champaigny”. Llegó allí -según ella misma- por iniciativa de su padre y una beca que aceptó con reservas. Dorothy nunca sintonizó con la cultura del ambiente universitario de aquellos días, que ella bautizó como burgués y pro-establishment. Abandonó sus estudios y se inició en el periodismo. Durante sus dos años de universidad creció en sus simpatías por el anarquismo como visión y estilo de vida, y más tarde por la inspiración inicial que esta ideología dio, al inicio del movimiento obrero internacional.

Dorothy tuvo una carrera floreciente como periodista revolucionaria, escribiendo periódicamente para medios de izquierda como el "Call", “The Liberator” y "New Masses" y eventualmente para otros periódicos de la misma persuasión. Siempre denunció hechos de injusticia en sus artículos. Durante la mayor parte de su vida fue una activa cristiana socialista, como lo fueron y son muchos hombres y mujeres que -desde distintas confesiones- manifestamos nuestra opción por los pobres y nuestra propuesta por un socialismo profético y democrático. Entre otras causas, Dorothy fue una destacada militante por los derechos plenos de las mujeres y el control de la natalidad. Day apoyó, entre otras causas revolucionarias, la acción de César Chávez, líder de los trabajadores agrícolas en California. Ella admiraba a Chávez por la inspiración cristiana y el compromiso por la no violencia de su liderazgo obrero.

En su primera juventud, forzada por un amante, y por miedo a que este la abandonara, se practicó un aborto. Su conversión al cristianismo católico tuvo lugar poco antes de quedar embarazada por segunda vez. En esta ocasión decidió tener a su hija Tamar y bautizarla. A partir de ese momento su vida comenzó a dar un giro radical. Su conversión la transformó en una declarada líder antiabortista y una fogosa promotora del distribucionismo cristiano, propio de la doctrina social católica. Sus ideas se volvieron radicalmente católicas, pero nunca abandonó la práctica periodística social, ni su militancia política.

Day se entristeció profundamente por las ejecuciones en la silla eléctrica de los anarquistas italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, el 23 de agosto de 1927 en Massachusetts. 

3 Esto encendió a Dorothy de un renovado activismo por la justicia social a través de la pluma y la palabra. Años después, el "Catholic Worker", era un periódico fundado por Day con el también líder cristiano y socialista Peter Maurin -un inmigrante francés, de estilo bohemio y autodidacta excepcional.    

Esta publicación salió a la calle el 1 de mayo de 1933, Día Internacional de los Trabajadores (que no “del Trabajo”, como abstracción), al precio de un centavo el ejemplar. Este fue dirigido por Dorothy desde su fundación hasta su muerte en1980. Era un órgano informal de expresión del “Catholic Worker Movement” un movimiento pacifista y socialista cristiano, fundado por Day y Maurin simultáneamente con el periódico.

El "Catholic Worker" informaba sobre huelgas y paros, trabajo femenino e infantil, duración y condiciones de las jornadas diarias de trabajo, salarios ínfimos de los negros, etc. Poco a poco fue creciendo y también su equipo de periodistas. Pronto se convirtió en un símbolo de ayuda a los necesitados, los llamados "Workers", quienes organizados y guiados por líderes como Dorothy Day a través del “Catholic Worker Movement”, comenzaron a construir casas de hospitalidad inspirados en la justicia, la ayuda social directa y la circulación de ideas. Para 1936 ya se habían construido 33 casas en todo el país, cuando la Gran Depresión dejó a millones de personas en la total miseria.

Para entonces, los "Workers" agrupados en torno al periódico y al movimiento, crearon uniones locales de obreros, fundaron comedores benéficos, hicieron miles de donaciones, organizaron conferencias antifascistas y enfocaron su crítica en la distribución injusta del poder, tanto que los mismos católicos burgueses se les oponían.

En 1941, cuando la “Declaración de Guerra” de los EUA, Dorothy expresó su pacifismo radical públicamente cuestionando la participación del país en la guerra como un instrumento de acción política. Tal posición cuestionaba además la ideología de la “guerra justa” que sostenía y sostiene la doctrina social católica. En 1962, cuando Dorothy tenía 65 años, viajó a Cuba e hizo pública su simpatía por Fidel Castro. En 1971, en el clímax de la guerra de Vietnam, Day reafirmó su pacifismo y declaró a EUA como una potencia guerrera e imperialista. A su vez afirmó al líder vietnamita Ho Chi Minh como un patriota rebelde contra extranjeros invasores. En 1971 recibió el “Premio Pacem in Terris” otorgado por el Concilio Interracial de la Diócesis de Davenport, Iowa. En 1972 le fue otorgada la “Laetare Medal” de la “University of Notre Dame”.

A pesar de su salud afectada y como parte de un grupo de pacifistas cristianos, Dorothy visitó en 1972 la entonces Unión Soviética, Polonia, Hungría y Rumania. Este viaje creó nuevas ocasiones para su acción profética, como fue su reunión con el liderazgo soviético de la “Unión de Escritores” en Moscú y su defensa ante ellos de Alexander Solzhenitsyn, contra la acusación injusta de haber traicionado a su país.

4 En sus últimos años Dorothy continuó recibiendo reconocimientos de distintos grupos y organizaciones católicas y no creyentes, por su vida y acción en pro de la justicia y la paz. A los 80 años Dorothy recibió una felicitación del Papa. Falleció de cáncer a los 83 años. Fue sepultada en el Cementerio de la Resurrección de Staten Island, New York. En el año 2000 el Papa Juan Pablo II la declaró “sierva de Dios” e inició su proceso de canonización.

Al refrescar ayer Francisco nuestro recuerdo de esta gran mujer cristiana y socialista, santamente obsesionada y movilizada por la justicia y la paz, damos gracias a Dios por ella y por la multitud de hermanos y hermanas, santos y santas que se nos han adelantado en la lucha que hoy nos convoca a todos los hijos e hijas de Dios.

 

    -Indice de artículos de Osvaldo Mottesi
    -Indice general de artículos


Osvaldo Mottesi

Quiénes somos      Cocntato      Preguntas Frecuentes