Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


   

Cristianos y usureros

   

  Usura: Interés que se lleva por el dinero o género prestado, especialmente   cuando excede del legal o normal. Provecho sacado de una cosa, en especial   cuando es excesivo. (Así lo define el más básico y escolar de los diccionarios en   castellano).Y, ¿se puede ser cristiano y usurero? O, ¿se puede ser usurero y ser cristiano? Busquemos qué diría Jesús, Maestro de los cristianos y, de los cristianos, Pastor.
  1. No atesoréis para vosotros tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen y donde los ladrones abren boquetes y los roban (Mt 6, 19).
  2. Haceos tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni carcoma que los roen, ni ladrones que abren boquetes y roban. Porque donde está tu tesoro, allí estará tu corazón (Mt 6, 20-21).
  3. No podéis servir a Dios y al dinero (Mt 6, 24c).
¿Y qué hace sobre alguien, y sobre la palabra de Dios,  el amor a las riquezas?
  1. La seducción de las riquezas ahogan la palabra (divina) y ésta se queda estéril (Mt 13, 22).
  2. El amor al dinero es la raíz de todos los males, y algunos, arrastrados por él, se han apartado de la fe y se han acarreado muchos sufrimientos (I Tim 6, 10).
¿Y qué advierte la palabra santa a quienes aman las riquezas y el dinero?
  1. Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de Dios (Lc 18, 25).
  2. ¡Ay de vosotros, los ricos, porque ya habéis recibido vuestro consuelo! (Lc 6, 24).
  3. A los ricos de este mundo ordénales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios que nos provee de todo en abundancia para que los disfrutemos, que hagan el bien, sea ricos en buenas obras, generosos y dispuestos a compartir (I Tim 6, 17-18).
  4. Atención, ahora, los ricos: llorad a gritos por las desgracias que se os vienen encima. Vuestra riqueza está podrida, vuestros trajes se han apolillado. Vuestro oro y vuestra plata están oxidados y su herrumbre se convertirá en testimonio contra vosotros y devorará vuestras carnes como fuego (Sant 5, 1-3).
Despedida: A quien ama a Dios y a Jesús, nada le falta, sólo Dios le basta. ¡El Señor es mi pastor, nada me falta! (Sal 23, 1). Nada mejor que el amor a Dios, nada mejor, ni siquiera el amor al dinero, téngalo quien lo tenga.

 


    -Indice de artículos de Hernán Mora


    -Indice general de artículos


  Hernán Mora Calvo

© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes