Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


   

Confianza en Dios

   

  

“Sobre el Señor arroja tus cuidados, él te sostendrá; él jamás va a consentir que vacile quien es justo” (Sal. 54, 23).

    • Todos nuestros anhelos, todos nuestros sueños y también todas nuestras preocupaciones debemos ponerlas en las manos de Dios. No hay, para el cristiano, otra fuente de seguridad. No puede haberla.

    • ¿Quién mejor que Dios para tratar nuestros cuidados? ¿Quién mejor que Dios? Creer que hay alguien mejor que Dios, creer que hay algo mejor que Dios para exponerle y para tratar nuestros cuidados, debe ser para el cristiano verdadero indiscutiblemente una herejía.

    • Amarás a Dios con todo tu ser. Si le amas así, él se enterará. Dios tal vez no se oye. Tal vez no se ve. Definitivamente no es sordo. Él, precisamente porque es amor, no puede permanecer ciego, indiferente y sordo ante el clamor de quien le ama de verdad.

    • ¿Que Dios no nos escucha? ¿Que Dios no te escucha? ¿Que Dios no hace lo que tú le pides? Quizás que no suceda lo que tú pides es ya la respuesta y la intervención de Dios…

    • Para un cristiano esto es indiscutible. Dios es amor. Dios no te falla. Dios no te es traidor.

    • Que no entiendas a Dios no significa que Dios no exista y que él no te ama.

    • Una oración sencilla. “Señor te encomiendo todo mi ser. Condúceme tú, que eres el amor divino, la misericordia amorosa misma. En tus manos quiero estar. En tus manos pongo todo lo que tengo que hacer y ser. Tus manos son las mejores manos. Actúa en mí. Ayúdame a hacer y a ser cuanto tengo que hacer y ser. Ayúdame a hacer y a ser desde ti. Amén”.


        -Indice de artículos de Hernán Mora


        -Indice general de artículos


      Hernán Mora Calvo

    © SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes