Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


   

Arifa Karim Randhawa

   

Arifa Karim Randhawa, murió hace unas semanas, el 12 de enero. ¿Quién era, preguntará alguien? La pregunta es válida; y es válida porque en este mundo injusto, en que vivimos, hay personas honestas y ejemplares que pasan inadvertidas porque no tienen la oportunidad de hacerse populares o accesibles como sí lo hacen algunos lamentables elementos de la especie humana.

6

Ella era una joven de una localidad ubicada en el tercer mundo, Pakistán, y además de ser un ser humano y femenino, en condiciones muy precarias, era una chica genio, excepcional. ¿Por qué? Porque fue una niña que se destacó por su gran dedicación al estudio, devoraba los libros que podían llegar a sus manos, pero en particular amaba las matemáticas y la física y todo lo que era pasar de un modelo ideal a un modo práctico constructivo, material concreto. Para hacer matemática y construcciones matemático-espaciales le exigió a sus padre, con tan sólo 5 años de edad, que le comprara un ordenador.  Así, a los 9 años de edad se recibió de licenciada en Informática. Fue la primera persona en obtener una licenciatura en Microsoft con tal edad. Un asombrado, desbordado y afectuoso Bill Gates la alentó y patrocinó para seguir progresando, y ella siguió progresando. Ambos genios se reunieron y nos dejaron una misma y bella lección. El saber puede ser humano y generoso y no por eso menos genial. Eso lo olvidan algunos.

            Arifa, chica excepcional, un talento para crear programas, para armar proyectos ciberespaciales, informáticos y así enriquecer las redes de comunicación a nivel nacional e internacional.

            ¿Qué se necesita para ser un ser humano así? Podemos atrevernos a preguntar y también podemos osadamente intentar tejer respuestas a la cuestión. Quizás se necesita una reunión de suertes, de oportunidades específicas y en algún sentido especiales, tales como: estar en el momento adecuado, en el lugar adecuado, con la capacidades adecuadas, frente a los seres humanos también adecuados... ¿Y qué quiere eso decir? Pues que hay estereotipos y mitos, y generalizaciones sobre los demás, que por tales son propias del despropósito, de la ignorancia o de la mala intención, sin duda sesgadas y, por eso, casi siempre imprecisas e injustas. Algunas personas destacan debido a una presencia de suertes que coinciden, otras puede que también tengan éstas, pero topan con algunos especimenes humanos que les limitan: padres “cerrados”, ignorantes o envidiosos, egoístas, posesivos, “¡no estudie, el dinero está en la calle, tírese a la calle...!”. Y cosas similares. O sea, palabras con una patética sinonímia, con sabor a sangre destilada a borbollones y con olor a asesinato flagrante y siempre fresco y actualizado, resacas consecuentes de destrucción y muerte anímica, psíquica, efectiva, sentimental, corporal, personal.

            Siendo más precisos: hay personas que no son estimuladas por sus seres queridos, estas personas puede que no tengan la suficiente colaboración  de seres específicamente muy cercanos, sus padres, su pareja, sus hijos, o incluso los profesores, sus líderes religiosos, sus líderes populares, los representantes del Gobierno...

            Arifa Karim murió de un infarto repentino, como pueden morir muchos jóvenes y también muchos adultos. Murió después de tres semanas en estado de coma. Murió a sus 14 años. El mundo perdió no sólo a una brillante mujer e informática; perdió a todo un ejemplo para la humanidad y, sobre todo, para los jóvenes. “Estamos llorando su pérdida. Era una niña muy fuerte. Era un regalo de Dios, y ahora ella ha vuelto a Él”, dijo su tío Ahs Randhawa. Gracias a Periodista digital y a Youtube, yo he podido conocer a esta niña. ¡Descansa en paz, pequeña flor, gran mujer! Este torpe “profesor” te está agradecido y te admira. Si llego donde estás te invito un café y yo mismo preparo bocadillos.

Pd: ¿y los adultos de qué suelen dar ejemplo?


Noticia publicada en:
Periodista Digital

    -Indice de artículos de Hernán Mora
    -Indice general de artículos


  Hernán Mora Calvo

© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes