Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


SE ACABÓ EL CARNAVAL

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

 

Estoy encontrando papelitos de confeti en mi casa. Proceden de un bolso con el que acudí a ver el desfile del carnaval infantil. Entre los integrantes del desfile había algunas personas arrojando confeti desde las carrozas. Un buen montón cayó sobre mi bolso llenándolo de pedacitos de color. Lo estuve sacudiendo lo mejor que pude, pero algunos se quedaron escondidos, esperando la ocasión de salir. Han estado apareciendo con frecuencia, pero creo que ya no saldrán más. Se ha terminado el gran carnaval en el que nos habían hecho vivir. Los últimos papelitos de colores han caído al suelo.

Cuando Internet se hizo asequible para la población general, se dispararon fuegos de artificio celebrando la conectividad y el acceso al conocimiento entre personas de todo el planeta. Surgieron diferentes redes sociales, que nos ofrecían comunicarnos de forma instantánea por muy lejos que estuviéramos, además de otras posibilidades. En diferentes formatos, de vídeo, imagen y texto, nos ofrecieron la posibilidad de compartir opiniones libremente, además de abrirnos a las personas creativas una gran sala pública de exposiciones donde dar a conocer nuestro trabajo. Y así fue, o aparentó ser durante un tiempo. Muchas personas nos lanzamos a crear y compartir en las redes, celebrando la llegada de una nueva era de libertad y comunicación. Pero al tiempo se ha visto que las grandes redes sociales tenían puestas bellas caretas para atraernos. Nos convirtieron a nosotros y nuestros datos en mercancía que vender. Ya se ha hecho famosa la frase de que cuando algo es gratis la mercancía eres tú. Pero eso era solo el comienzo. Poco después, empezaron a manipular la sociedad de una forma más o menos disimulada. La era del control disimulado también duró un tiempo. Finalmente, se quitaron las caretas y las arrojaron lejos. Nos mostraron su verdadera cara, la cara de unos tiranos que además de pretender y conseguir muchas veces conducirnos como rebaños donde ellos quieren, ahora también se dedican a censurar y eliminar cuentas. Todo lo que se salga de lo que para los dueños de las redes es inaceptable, desaparece, o se echa al fondo de las búsquedas en el mejor de los casos.

En el caso de Trump, el comportamiento de los medios de comunicación y las redes ha sido vergonzoso. No lo digo porque me importe más o menos Trump, sino porque he visto hasta a periodistas de España nada partidarios de él criticar lo que se ha hecho: cortarle la emisión en directo siendo todavía presidente de Estados Unidos, y posteriormente cerrarle todas sus cuentas en las redes sociales. También se han visto afectados por esta censura todos sus partidarios. Aparte, también hay una fuerte censura y ataque a libertad de creencias al censurar y cerrar cuentas y canales a los que se mantienen firmes en la verdad revelada en la Biblia, negándose a ceder a las modas actuales ante las que tristemente muchos están arrodillándose, y denunciando a los lobos que se enriquecen engañando ovejas indefensas. Para continuar sin pararse en barras, están saboteando redes sociales alternativas donde la gente se ha refugiado para huir de esta censura. Han saboteado a Parler, y también quieren hacerlo con Telegram.

¿A dónde vamos a llegar? No reconozco el mundo en el que vivo. Ha desaparecido el sueño de libertad en el que nos hicieron creer. Espero que siempre queden lugares donde poder expresarse libremente, y que se ponga freno al poder desmesurado de las grandes corporaciones de internet. Es hora de despertar.

 

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes