Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LOBOS Y BISONTES

6Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo. 7Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

8Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar. 9Resistidlo firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10Pero el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 11A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1ª de Pedro 5:6-11.

Hace algún tiempo vi un documental en el que se veía la táctica que usan los lobos para cazar a los bisontes. Para los lobos no es nada fácil. Como es fácil de ver, los bisontes son mucho más grandes y fuertes que los lobos. Un lobo solo no puede con un bisonte, al contrario, si intentara atacar a un bisonte, es bastante probable que saliera malparado. Una manada de bisontes no digamos. Cuando están todos juntos a una, es imposible cazar alguno. Los bisontes son plenamente conscientes de ello. Por eso es muy difícil ver a un bisonte solo. Siempre están junto a los suyos, confiando no solamente en sus propias fuerzas, sino sobre todo en la fuerza de la manada. Lo que en España llamamos hacer piña, quien quiere atacar a uno, se las verá con el resto. Cuando la manada está en calma, son invencibles para cualquier depredador. Por eso los lobos han desarrollado una estrategia para poder romper la manada, que es muy parecida a la que usan otros depredadores como los leones. Se van acercando a ellos desde diferentes puntos, al principio sigilosamente, y después se dejan ver, intentando asustarlos. Si consiguen que entren en pánico, es casi seguro que conseguirán una presa. Los bisontes empezarán a moverse, los más nerviosos al principio. Con suerte, en ese momento pueden atacar a uno que se aparte de la manada de forma imprudente. Si no, pasarán a la segunda parte de su estrategia. Empezarán a moverse alrededor, haciéndoles ver que están rodeados. El miedo se apoderará de los bisontes y empezarán a correr. Cuando empiecen a correr, tarde o temprano el más débil o anciano se quedará atrás, y será una presa fácil para los lobos.

Pero si hubieran mantenido la calma y se hubieran quedado todos juntos, sin moverse del sitio, tarde o temprano los lobos habrían tenido que desistir. Como he dicho más arriba, los bisontes son más fuertes y además más numerosos.

Cuando nos vengan las adversidades, debemos recordar a los bisontes. Nosotros podemos vernos como insignificantes, pero mientras permanezcamos en los caminos de Dios, tenemos la autoridad de Cristo sobre cualquier fuerza del enemigo. Recordemos que cuando el Diablo quiso hacerle daño a Job, le tuvo que pedir permiso a Dios. El enemigo no puede hacer nada contra una persona entregada a Dios si Él no le da permiso. Los propósitos de Dios pueden incluir diferentes tipos de pruebas y ataques del enemigo. Pero al final todo será para su gloria, como dice el pasaje del encabezado. Y el que está con nosotros, Cristo, ha vencido a todo poder de las tinieblas. Sé que a veces es difícil, pero debemos recordar quienes somos, y quien es el que está con nosotros. Las tácticas del enemigo incluyen el miedo y el engaño, hacernos creer que Dios nos ha abandonado, o que no podemos nada contra sus ataques. En esos momentos, alcemos nuestros ojos al cielo, y busquemos la ayuda y la presencia de Dios. Él nunca abandona a uno de sus hijos.

 

Mª Auxiliadora Pacheco



    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora

    -Página facebook de Auxiliadora

    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes