Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LA AMISTAD QUE CONVIENE

Para afilar el hierro, la lima, para ser mejor persona, el amigo.
Proverbios 27:17.

La amistad es como las fuentes situadas a cada trecho en los antiguos caminos, te refresca y te da aliento para continuar. Te da apoyo cuando lo necesitas, te da la mano cuando caes. Te proporciona momentos inolvidables que guardar en la memoria.

Pero también hay que tener sabiduría a la hora de estar con amigas y amigos. Saber que recibes cuando estás con tal o cuales personas. Porque no faltan personas que cuando estás con ellas su conversación es llevar los chismes de unos y de otros. Formar grupos para chismorrear no lleva a nada bueno, trae peleas y divisiones entre otros males. Otras personas te llenan la cabeza con sus miedos, muchas veces injustificados, u otras cosas por el estilo. Acobardar a la gente no es algo saludable, quita el valor y la energía para enfrentarse a la vida. De quienes se ponen de acuerdo para hacer lo malo para que hablar. Hay muchos grupitos y pandillas que se ponen de acuerdo para perjudicar a un tercero. Desde ahí hasta las bandas que se juntan para cometer actos fuera de la ley existe toda una escala en la maldad. 

Que placer es poder disfrutar de personas que te llenan el cofre del alma de tesoros. Que cuando te separas de ellas sientes que te han enriquecido, que no te vas igual que cuando llegaste. Que te regalan su sabiduría, diferentes enfoques sobre lo que creías saber, salvándote así del peligro de estancarte. Poder tener el descanso de hablar de tus preocupaciones, sabiendo que no van a andar luego divulgando lo que le cuentes, o usándolo como anécdotas en sus discursos y conversaciones. Estar con una o varias personas y pasar un rato agradable sin acordarse de la vida de nadie ni falta que hace es valioso. La risa sana tiene su lugar en la vida, y además es saludable. Encontrar a una o varias personas que te ayuden a ser mejor, no tiene precio. Que te den el consejo que necesitas, porque tienen madurez. Que te digan con tacto y sabiduría aquello en lo que tienes que mejorar. Porque decir las faltas ajenas cualquiera puede hacerlo, pero como corta la carne el carnicero. Pero saber hacerlo de forma conveniente y que ayude, es un don de algunas personas. A eso se refiere el texto de Proverbios que cito al principio. Personas que te limen el carácter, que te hagan cambiar para bien. Esta clase de amistades son las que hay que buscar.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes