Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



INCAUTOS ANTE LOS MONSTRUOS

Estos días han publicado una noticia tremenda en un diario de Málaga: Se violan niños a domicilio (al final del artículo está el enlace). Por fuerte que sea el tema, a muchas personas no nos pilla de sorpresa. Sabemos del alcance de la pederastia, y que los medios de comunicación actuales facilitan la extensión de esa lacra. Y que lo peor es que la mayor parte de los abusos en la infancia se llevan a cabo en el entorno más cercano, familia y amigos de la familia. Ante los ojos de los demás son personas de las que llaman normales. Los menores tienen que vivir un infierno silencioso, porque sus padres, abuelos, tíos o personas cercanas a la familia son para los demás personas agradables, que saben como ganarse al resto con las palabras que les gusta oír, regalos, etcétera. Unos pocos hablan en la infancia, otros más al llegar la adolescencia y algunos no llegan a hacerlo. El dolor y la vergüenza son tan grandes que quedan atrapados en un silencio doloroso, cargando con las secuelas sin recibir la ayuda que necesitan. El lema Romper el silencio nace de las raíces de un dolor inmenso, sin bálsamos para aliviarlo. Nadie podía, ni incluso puede admitir después de saberlo, que fulano o mengana sean de esa manera. Son monstruos disfrazados de personas de bien. Cuando sale a la luz la verdad, la sociedad se horroriza, y se piden todas las medidas habidas y por haber para hacerles pagar por sus hechos.

Pero hoy no voy a ahondar más en ese tema, quien lo desee puede leer el artículo citado. Voy a hablar de otro tema preocupante que menciona. Habla de las consecuencias de difundir fotos de menores en las redes. Explica como las redes de pederastia se hacen con todas las fotos de menores que pueden conseguir, para hacer montajes con sus salvajadas. Toman la foto de cualquier niño o niña que sus padres o cualquier persona de la familia haya compartido en las redes, y les ponen el cuerpo de otro que aparezca en sus vídeos. Como los vídeos de broma que se hacen con políticos u otras personas conocidas. ¿Para qué hacen eso? Yo lo vi muy claro. Así dificultan enormemente que los menores abusados sean reconocidos, por el cambio de rostros, y puedan ser puestos a salvo. Y que las personas que los usan para esos fines sean puestas en manos de la justicia. No creo necesario, ni tengo ánimo en estos momentos para escribir sobre las vidas de los menores que están en las redes de pederastia. 

De los otros menores sí puedo hablar. Si sus personas cercanas son tan poco prudentes como para publicar en las redes fotos delicadas, que yo personalmente he visto alguna sin comerlo ni beberlo como quien dice, como esas fotos de bebés con sus genitales al descubierto, con la excusa de que son pequeños. Si yo, sin ser de la familia, la he visto solamente por comentarla alguien que tenía agregada, ¿quién más la habría visto? Ahora llaman mojigatas a las redes por empezar a impedir que se publiquen fotos con los genitales al descubierto, pero no sabemos cuantos males se han evitado con esa medida. Esas fotos pueden usarlas directamente. En cuanto a las otras, las que son aparentemente inocentes, también suponen un riesgo. Si usan sus cabezas, y algún desalmado llega a verlos personalmente, les incita a buscar la forma de usarlos para satisfacer sus apetitos enfermizos. Si simplemente son fotos bonitas publicadas en las redes, pueden empezar a buscar a esos nenes o a esas niñas tan guapas que han visto. Además, hay varias consideraciones igualmente serias al respecto. Los menores tienen derecho a tener su intimidad, a que su vida no sea expuesta como en la película El show de Truman. Ya se han dado varios casos cuando en el momento que crecen, exigen que sus fotos y vídeos sean borrados. La legislación española es muy seria en ese aspecto. No se pueden publicar fotos y vídeos de menores sin permiso de sus padres, por muy inocentes que sean. Puedo contar que yo estuve en una actividad de voluntariado en la Navidad de 2018, y un día que vinieron a grabarnos y había varios chicos y chicas menores colaborando, les dijeron que se apartaran, que no podían grabarlos. Ni algo tan inocente puede ser divulgado públicamente. Me he encontrado mucho cerrilismo cuando lo he comentado. Pero el bien de los menores no es negociable. Tengamos cabeza para comprenderlo.

Este es el enlace al artículo en el diario La Opinión de Málaga

 

Mª Auxiliadora Pacheco


    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora

    -Página facebook de Auxiliadora

    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes