Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



ESA PLANTA MOLESTA

Algunos de ellos creyeron y se juntaron con Pablo y con Silas; asimismo un gran número de griegos piadosos, y mujeres nobles no pocas. Celosos, entonces, los judíos que no creían, tomaron consigo algunos ociosos, hombres malos, con los que juntaron una turba y alborotaron la ciudad. Asaltaron la casa de Jasón, e intentaban sacarlos al pueblo, pero como no los hallaron, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: «Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá.” Hechos 17:4-6.

Un aficionado a la jardinería vio llegar la primavera con sentimientos encontrados. Por un lado, vería brotar en su terreno las flores de las plantas que había cuidado con esmero, más las que estaba añadiendo nuevas. Todas ellas resaltando sobre una alfombra impecable de césped. Él amaba y se sentía orgulloso de ese césped tan verde e impecable que había conseguido con sus desvelos. Lo regaba, cortaba y abonaba con regularidad. Siempre estaba pendiente de la menor brizna que no perteneciera al césped que osara asomarse entre su cuidado jardín. Pero esa estación era de lo más fastidiosa por culpa de unas molestas flores silvestres, que no tenían mejor cosa que hacer que esparcir sus semillas al viento en grandes cantidades. Eso provocaba que brotaran en los lugares más inverosímiles. Además, parecía que amaban la compañía del ser humano, donde más les gustaba crecer era en los terrenos cultivados. Menuda manía para una flor silvestre, pensó el hombre al deleitarse una vez más en su impecable jardín, estropear el trabajo de alguien como él. Y después de terminar de ocuparse del jardín, se dio la vuelta y entró a su casa.

 El nombre universal de esa flor en castellano es diente de león, aunque recibe otros nombres, como en mi zona. Muchas personas la tienen por una plaga y una planta molesta, porque después  cada flor hace una bola de semillas que echan a volar por todas partes. Brotan en cualquier lado, convirtiéndose en una pesadilla para quienes gustan de un césped impecable, porque sobre todo les gusta crecer en los jardines hechos por el hombre, y en el campo hay pocos, al menos en mi zona. Pero es una planta medicinal desde la raíz a las flores,  posee muchas propiedades, y además es comestible, yo la he usado de diferentes formas, tanto en la cocina como aprovechando sus propiedades. Antes de que hubiera industrias farmacéuticas, el Señor ya nos había dado en la naturaleza remedios para nuestras enfermedades y alimentos saludables. Esta planta es quizás un poco como nosotros: ¡ya están aquí otra vez esos cristianos, no hacen más que molestar! Pero llevamos el mensaje precioso de la salvación, que trae al mundo sanidad y bendición para quien lo acepte. Que no nos desanimen las opiniones desfavorables o el rechazo de quienes no saben apreciar lo que realmente es de provecho.


Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes