Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



AYUDA DE DIOS Y AUTOAYUDA

Desde hace unos años, se ha puesto de moda la autoayuda. El mundo de hoy en muchas ocasiones no es nada saludable. Por un lado atosiga con un ritmo frenético del que son víctimas muchas personas, y por otro con una sensación de vacío que se quiere aliviar con un consumismo desenfrenado e insostenible. En medio de esta vorágine, la autoayuda pretende ser la única respuesta a los retos de la vida actual. Creo que examinar sus afirmaciones y compararlas con lo que dice la Biblia es interesante. A continuación expongo algunas de ellas y lo que podemos encontrar en la Escritura.

La autoayuda dice: Destierra de tu mente los pensamientos negativos. La Palabra dice: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad (Filipenses 4:8). Estas palabras del apóstol Pablo poseen dos vertientes. Con frecuencia pensamos que simplemente se refieren a que no dejemos a la mente dejarse llevar por pensamientos pecaminosos. Pero aquí también se habla de que cambiemos lo que no conviene por lo que es bueno. Es cierto que hay muchas ideas que si las permitimos nos llevarán a cosas que no son buenas, que nos separarán de Dios y harán que nos sintamos mal por ello. Entiendo que el apóstol también aconseja cambiar pensamientos que son perjudiciales para nosotros, por otros que son positivos para poder tener paz espiritual y salud emocional. Nos amonesta a que no permitamos a nuestra mente ser arrastrada a una forma de pensar negativa y pesimista. Nuestra mente a menudo imagina que van a suceder cosas que realmente nunca lo harán. Hay personas que viven vidas infelices porque están continuamente pensando en lo peor. Creo que no existe nadie que pueda decir que no ha caído en esto. Pero el Señor, por medio de su Palabra, nos exhorta a salir de este círculo vicioso que crean los temores y el pesimismo. Nuestro corazón lo agradecerá y podremos vivir una vida mejor y con más paz.

La autoayuda dice: No ser consecuente con las convicciones propias es una fuente de infelicidad. La Escritura dice: Lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros (Filipenses 4:8). Pablo había enseñado a los filipenses, no solamente de palabra, también con su ejemplo, como se debe vivir. Por eso podía decirles que le imitaran. Ay, cuantas veces no podemos decir nosotros lo mismo. Muchas veces nos sobran palabras y nos faltan hechos, ser consecuentes con lo que creemos. Vivir haciendo lo que le agrada a Dios nos hace sentir realizados y estar cerca de él. No hacerlo nos aleja de Dios, y es una puerta de entrada a la insatisfacción y a la tristeza. Tener unos ideales en la mente, y hacer lo contrario en la práctica pasa una factura muy elevada. En esto acierta la autoayuda. Roguemos a Dios que nos fortalezca espiritualmente para ser personas consecuentes con lo que creemos.

La autoayuda afirma: Si no te amas a ti mismo, no podrás amar a los demás. Jesús dijo: Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39). Estamos acostumbrados a ver este versículo únicamente como el mandato de amar al prójimo. Es así, y se ha escrito y dicho lo suficiente sobre el tema para que no haga falta que yo añada algo al respecto. Pero es verdadera la afirmación de la autoayuda de que si no nos amamos a nosotros mismos no podremos amar a los demás.

Si una persona tiene problemas para amar y expresar su afectividad a otras personas, cuando no existen causas médicas que lo expliquen, los motivos hay que buscarlos en lo que piensa de sí misma. Hay muchas personas que por haber tenido experiencias traumáticas, o haber sufrido cualquier tipo de maltrato, tienen un bajo concepto de sí mismas. O bien han creado un escudo para protegerse, o tienen sus emociones bloqueadas en una cárcel emocional de la que no pueden escapar sin ayuda. Así que uno de los pilares para poder amar y expresar amor es amarnos a nosotros mismos. Si no podemos hacerlo, es fundamental pedir ayuda a personas con la preparación suficiente para sanar nuestro corazón y nuestras emociones.

La autoayuda dice: Hay que vivir con un espíritu de agradecimiento. La Palabra dice: Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo (1 Tesalonicenses 5:18). La Escritura nos aconseja dar gracias a Dios por lo que nos ha dado. Esto nos ayudará a vivir más felices, el reconocer todo lo que hemos recibido del Señor. En esto concuerda la autoayuda. Por supuesto que hay tiempos de dificultad, hay momentos de enfermedad, de pérdidas. En esos momentos podemos pedir por nuestras necesidades y por consuelo y fuerza para sobrellevarlas. Pero en nuestras vidas cotidianas tendemos a olvidar todas las cosas buenas que tenemos. Es un buen ejercicio recordarlas, incluso hacer una lista, y dar gracias por ellas.

La autoayuda afirma: Si imaginas lo que quieres lo tendrás. Jesús dijo: Por tanto, os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá (Marcos 11:24). Hay una fuerte tendencia en los defensores más extremos de la autoayuda de afirmar que cualquier cosa que deseemos, la conseguiremos si ponemos el deseo y la voluntad suficiente para ello. Pero los Evangelios y el resto de la Escritura nos enseñan que si deseamos algo, hemos de ir a Dios a pedírsela. Nosotros no somos más que simples criaturas, no el hacedor del universo. Hemos de ir con fe, porque ir sin fe, sin creer que Dios nos oye, es una pérdida de tiempo. Por eso Jesús hace tanto énfasis en pedir con fe. Si lo que pedimos está dentro de la voluntad de Dios, nos lo concederá. Si tarda en contestarnos, o si su respuesta es no, Dios sabe lo que es mejor para nosotros. Pero que no nos falten la fe y la confianza en él.

Estas han sido solamente unas cuantas afirmaciones de la autoayuda vistas a la luz de la Palabra, que espero sean de provecho.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes