Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


Resignación

No te aflijas
al ver los años acariciar
tu rostro.
De lo que fuiste ayer
eres reflejo.
Y en cada hebra de plata
que te adorna
se aprecia tu fulgor,
tu lozanía y tu pureza.
No te aflijas
del poco brillo de tus ojos.
Ellos ya vieron
pasar tus inocencias,
y hoy quieren ocultar
tus mil secretos.
No te aflijas
si sólo puedes contar
tus aventuras
y sufres al temer
que no regresen.
Recuerda:
Todo clavel marchito,
alguna vez fue parte
de la belleza y orgullo
del vergel.

 

Mario Solís

 

 


© sentirCristiano.com




Otras colaboraciones

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes