Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio

La crisis y sus creencias

La personificación es un recurso literario que consiste en atribuir cualidades humanas a algo que no las tiene, pero en el caso del título no se trata de esta cuestión, quizá sea más bien de un fenómeno paranormal o quién sabe si tal vez una parte del proceso natural desarrollo. No, no piensen que desvarío, yo misma me negaba a creerlo, pero lo cierto es que ese monstruo devorador que dio a luz nuestra sociedad desbordada y desmesurada… ¡tiene vida propia! Y como en cualquier otro ser vivo asistimos al cumplimiento de sus procesos vitales: nació, crece abrumadoramente, se reproduce cada vez en más sectores de nuestra sociedad y ¡hasta tiene sus propias creencias religiosas! Sí, porque aunque nos empeñamos en echar a Dios de nuestras vidas, de proclamar a los cuatro vientos y sobre cuatro ruedas (por aquello de los autobuses) que somos libres, que no estamos atados por “esas historias de viejas”, que no queremos “opio” del que, según Karl Marx, consumía el pueblo, que vivimos en un país con un gobierno democrático y LAICO (“independiente de cualquier organización o confesión religiosa”, según el diccionario de la R.A.E.); la Crisis tiene su propia cosmovisión y ésta, por supuesto, no es laica.

La Crisis, como un ente con capacidad de decisión sobre lo celeste y lo terreno, ha tomado su propia opción, por ello como buena defensora de lo suyo afecta de distinta manera a las distintas confesiones religiosas. Sabemos, por experiencia y por alguna que otra herida, que todas las decisiones que tomamos en la vida tienen consecuencias y esta decisión de la Crisis también las ha tenido. Así podemos ver cómo a pesar del amparo de la Constitución, de los acuerdos existentes entre la F.E.R.E.D.E. (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España) y el Estado Español en materia educativa, a pesar de las numerosas solicitudes de los padres, a pesar de haber profesores debidamente formados y cualificados tanto en el terreno secular como en el religioso, el Ministerio de Educación sí atendió las demandas católicas en el mes de Diciembre haciendo nuevas contrataciones de profesores, pero argumentó Crisis para justificar la inexistencia de contratos nuevos para los profesores de Religión Evangélica (siempre es bueno que haya niños pequeños a quienes echar la culpa).

En fin, que a mediados del segundo trimestre escolar esta es la situación: nuestros hijos están coloreando sin parar en las salas de profesores mientras TODOS sus compañeros católicos tienen su clase de Religión (a ver si alguno por lo menos nos sale artista); los profesores de Religión Evangélica están esperando, sin mucha esperanza ya, su contrato de trabajo; el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte está mirando la calderilla a ver si le salen las cuentas y puede permitirse contratar a alguno de los aproximadamente 15 nuevos profesores que fueron propuestos para este curso; y los derechos fundamentales de los evangélicos están siendo una vez más pisoteados, esta vez por ¿la Crisis?

Elena González Casas
Profesora de ERE


Ir a Pagina 1 --->

Elena González

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes