Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Artículos

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Santino el tira piedras

Entre las personas y los animales, siempre ha habido una relación estrecha. Permítanme contarles un ejemplo de ello. Recuerdo que una vez, estando en la peluquería, oí una conversación entre dos mujeres. Más o menos decían así (la abrevio porque era muy larga):

—¿Y tiene usted hijos?

—Tengo dos hembras y un macho (aquí, la humana hablaba del sexo de sus hijos como si fueran animales).

—Y nietos, ¿tiene usted nietos?

—Una nietecita preciosa que se llama Estrella (es que a los humanos también nos gusta ponerle a nuestros hijos nombres relacionados con el firmamento).

—¡Qué casualidad, mi perra también se llama Estrella!

En aquel instante, la dueña del animal, no pudo ser más feliz sabiendo que su mascota y la nieta de su compañera de secador se llamaban igual. Seguramente, eso la convenció de que su perrita era más humana. Imagino como se sentiría la abuela de Estrella respecto a su nieta. Digo imagino porque se levantó de su asiento y no pude verle la expresión de la cara.

Estos días, hemos podido leer la historia de un chimpancé que lleva diez años tirando piedras a sus visitantes en el zoo de Furuvik, al norte de Estocolmo. Quienes lo conocen en profundidad dicen que lo hace con premeditación y alevosía. Primero las elige, luego las pule despacio, como pensando qué forma darle y luego las tira a sus visitantes.

Los científicos dicen que esta es su manera de hacer planes para el futuro. Me ha resultado la mar de curioso tratándose de un mono enjaulado. Planes para el futuro.  Quizás también estén pensando en hacerse planes de pensiones, porque con esto de la crisis...

Cuando abrí la noticia, al primer vistazo leí que el simio se llamaba Santiago, pero (otra vez perdí las gafas) enseguida me di cuenta que su nombre es Santino, de santo varón, cosa poco apropiada ya que, según afirman con ahínco, se dedica a lanzar piedras con premeditación y alevosía, pero..., no podemos evitarlo. Nos gusta dar a los animales un trato personal.

Considera Santino en su mente de chimpancé que, los visitantes, invaden su intimidad y a su manera, los rechaza, ¡qué alcance!
He leído el artículo varias veces y me cuestiono, no voy a negarlo, si los humanos aprendimos esa actitud de los chimpancés o son ellos los que están aprendiendo de nosotros.

Otro detalle que me queda por descubrir, y sepan ustedes que lo he buscado concienzudamente sin encontrarlo, ni claro ni de forma subliminal es saber, pues la curiosidad me mata, si a mi hermano Santino (ese es el trato que recibe en el artículo), al ir aproximándose cada vez más a nuestras costumbres, le pasa como a nosotros, si después de tirar las piedras, esconde la mano.

Publicación en otros medios:

www.protestantedigital.com

Diario Sur

La Opinión de Málaga


    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos


Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes