Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Un hincha de fútbol vale más que una mujer

Cualquier crimen es denunciable, pero pareciera que alguno pesa más en la balanza que el de todas las mujeres asesinadas este año y los pasados.

La semana pasada celebramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Es posible que hasta el próximo 25 de noviembre poco más se hable del tema.

De ahí que me maraville el poder que tiene un asesinato relacionado con el fútbol si lo comparamos a los que se producen en el ámbito doméstico.

Por supuesto condeno cualquier crimen, no obstante, continúo.


2

Intervención policial ante enfrentamiento entre hinchas de clubs de fútbol

En este caso,  Francisco José Romero Taboada, de 43 años, miembro de Los Suaves, una sección de los Riazor Blues, según La Voz de Galicia, conocido como Jimy, ha fallecido en una pelea con ultras del Atlético de Madrid.

Su nombre quedará en el recuerdo.

Sin embargo, por mencionar sólo las cifras de estos últimos ocho años, ¿quién recuerda el de las 71 mujeres fallecidas en 2007; el de las 84 de 2008; las 68 muertas en 2009; las 85 de 2010; las 67 de 2011; las 57 de 2012; las 57 del 2013 y las 52 que llevamos en 2014 a falta de un mes para que entre 2015?

Por ninguna de ellas nos han bombardeado con la noticia, apenas un breve reportaje y a otra cosa. Se ve que el deporte da más juego para alargar las novedades en el tiempo.

No digo que me parezca mal la información sobre el hincha del Deportivo sino que la noticia ocupa mucho más espacio en todos los ámbitos informativos que el asesinato de cualquier mujer a manos de su esposo, novio, compañero o ex por mucho que haya denunciado los malos tratos y por muchas pulseras que lleven para evitar que se acerquen.

Cuando esto ocurre, como no, sale a la luz pública, pero una vez enterrada y tras el minuto de silencio, se acabó el tema.

Cualquier crimen es denunciable, pero tratándose de este deporte pareciera que pesa más en la balanza. Pesa más este que el de todas las mujeres que han sido asesinadas a lo largo de este año y los pasados. Me indigna y me duele.

Dicho lo dicho, en los asuntos que comento hay coincidencias: las situaciones son calificadas de bajo riesgo por las autoridades.

Nadie sabe que todo forma parte de un plan preparado de antemano. Tanto los clubes como las familias se desentienden del problema porque suceden lejos del "estadio". Ni en el ámbito deportivo ni en el doméstico se suspende el "partido".

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes