Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Tres años y un día


Por él respirar, existir, vivir

Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos serán como una sola persona. Efesios 5, 31



De nombre Jaime. Jaime el guaperas del instituto, el líder, el de la sonrisa afable, el que se lleva a las niñas de calle. Jaime el ídolo en boca de todas que para ella resulta un serinalcanzable. Por eso, en el momento que se le acerca y conversan cree que es un sueño. Se pellizca fuerte aunque en realidad no desea despertar.

Termina su espera el día que Jaime le pide salir juntos y ella acepta.

Jaime que la saca de paseo y la acompaña a casa; que la lleva al cine o a la playa. Jaime que la invita a los bailes. La mirada de Jaime que le quema la piel. Las caricias. Jaime que le dice por primera vez que la quiere, que la llama a todas horas, que le escribe cartas y poemas. Jaime que promete llevarla a Roma. Sus atenciones a todas horas.

Tres años y un día

2

 

Corazones de carmín con sus iniciales dibuja ella por las paredes y el nombre de su hombre pronuncia en susurros por los rincones: Jaime, Jaime, Jaime...

Crece el joven al pasar el tiempo. Crece ella . La relación se confirma y la lleva a casa a almorzar para presentarle a la mamá de sus amores y sus recetas de cocina para que ella aprenda.

Jaime que logra encontrar un trabajo estable y le regala flores los sábados antes de irse al partido con los amigotes porque el fútbol es cosa de hombres. Jaime que con la paga extra le compra un pantalón ancho de flores y una camisa a rayas para los domingos, porque para él esa es la combinación perfecta. Jaime siempre en su pensamiento y en su boca.

Por él respirar, existir, vivir. Porque Jaime la quiere de veras a ella sola . La ama como a ninguna otra muchacha. Porque a ella le tocó la lotería con Jaime. Porque la lleva en bandeja de plata y la adora.

Devoción que concluye al mostrarse Jaime tal cual es y se le acaban las gracias cuando decide girar la bandeja plateada del reino donde ella cree posar y cae de bruces contra la cruda realidad que la rompe.

Jaime que no le permite salir sola. Jaime que le niega los escotes y las faldas que le dejan mostrar las rodillas. Jaime que le prohíbe los tacones. Jaime que frena sus opiniones. Jaime que le obstaculiza hablar y salir con las amigas. Jaime que la obliga a usar ropa pasada de moda. Jaime que la humilla en público y en privado. Jaime que le dice esto o lo otro de mala manera. Jaime que la insulta. Jaime que la empuja. Jaime que le pega.

Hoy, hoy se cumplen tres años y un día de gloria ; de sábados sin flores y sin partidos porque son para ella sola; de no tener que usar por la fuerza ropa de mal gusto comprada con la paga extra; de no soportar su sonrisa hipócrita; de no reverenciar a la suegra y su cocina; de no recibir humillación ni malos tratos.

Hoy se cumplen tres años y un día de gloria sin la condena de vivir con Jaime.



Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes