Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Toc-toc


¿No valen nuestros dirigentes, nuestros pastores?


Toc-toc. Ahí están llamando. Son los que llegan de muy lejos con su cartera de autoconocimientos bajo el brazo, llena. ¡Cuánto brío! ¡Cuánto arrojo! ¡Cuánto celo evangelístico! Preguntan dónde se encuentra el despacho de los dirigentes con la misma naturalidad de quienes preguntan por el baño.

Se introducen con la barbilla en alto. Allí exponen sus habilidades. Allí muestran su currículo. Se ofrecen para gobernar ya que los de aquí no sabemos. Dan consejos. Nos retan. Nos inculcan su propia idiosincrasia. Su cultura tan diferente a la nuestra. Sus proyectos inalcanzables para nuestra sociedad. Su teología de tres al cuarto. Dicen ser la ayuda idónea pues traen avales con el fin de demostrarlo.

Toc-toc

2

 

Dudan de las capacidades y dones de los presentes, los autóctonos. Dudan de la obra de Dios entre nosotros. Pero ¿cuántos de ellos estarían dispuestos a cambiar sus costumbres por las nuestras? ¿Cuántos a que sus hijos se eduquen en nuestros colegios públicos? ¿Cuántos a que su prole se junte en matrimonio con la nuestra?

Mucho beso. Mucho abrazo. Mucho apretón de manos. Mucha sonrisa. Mucho buen deseo. Muchas bendiciones regaladas a destajo, como quien lleva un puñado sin contar en el bolsillo. Lo peor, lo que molesta más que cualquier otra cosa: mucha prepotencia camuflada.

Los hay que regalan ratitos que les sobran de su agenda como quien esparce confeti por el aire. Cualquier sacrificio con tal de ilustrar a tanto paleto.

Se vuelven las tornas. Algunos los admiran como Moctezuma admiró a Hernán Cortés, enviado de los dioses, sin saber que les espera. ¡Mucha gente buena en el pueblo de Dios! Mucho inocente.

Llegan. Ven. Y creen vencer.

¿Cuántos Moctezumas de aquí serían aceptados como dirigentes en las iglesias de estos países que envían a los suyos a meternos por vereda? ¿A cuántos se les dejaría colarse en los despachos?

¿No valen nuestros dirigentes, nuestros pastores?

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes