Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



¿Por qué tanta furia?


Respuesta del Señor al cristiano que alumbra..


Porque así nos lo mandó el Señor, diciendo: ‘Te he puesto como luz de las naciones, para que lleves mi salvación hasta los lugares más lejanos de la tierra". Hch 13, 47

El faro como símil de la luz que transmite el cristiano.

Yo soy así. Fui formado con este porte y energía, aquí ubico mis cimientos desde hace tiempo. No es mi intención mudarme, mucho menos ocultarme. Creo que cumplo la misión: alumbrar.


¿Por qué tanta furia?

2

 

No por eso me creo vanidoso. No soy el sol. No soy la luna. No visto los colores de la aurora boreal.

Soy un simple destello titilante. Doy lo que recibo, por eso me pregunto, ¿a quién molesto? Este cometido, ¿no es tarea encomendada?

¿Qué culpa tengo yo, qué daño he hecho?

¿No consiste mi misión en encauzar al perdido? ¿No guío al desviado? ¿No son mis órdenes rescatar del abismo al angustiado?

Poseo el don de orientar en la noche, ya sea estrellada o tormentosa.

No me rindo. No desisto. Si me canso no me paro.

A mí vienen cuantos desean visitarme y los recibo. Por mi desinteresada labor muchos han encontrado el camino.

¿Cuál es mi error? ¿Ser vigía? ¿Ser luz entre las sombras? ¿Vivir en solitario? ¿Pasar mi tiempo trabajando? ¿Vislumbrar el temporal?

¿Por qué las olas se enfrentan a mí con tanta furia si su espacio nunca ocupo? ¿Por qué se alza la marea y me golpea sin descanso? ¿Acaso porque muestro mi presencia? ¿Porque no me oculto y doy la cara?

¿Qué les he robado? ¡Muertos! ¡Muchos muertos! ¿Es ese mi pecado?

¿Qué culpa tiene el faro para que todas las olas vengan contra él?

Respuesta del Señor al cristiano que alumbra:

Dichosos los perseguidos por hacer lo que es justo, porque suyo es el reino de los cielos. Dichosos vosotros, cuando la gente os insulte y os maltrate, y cuando por causa mía digan contra vosotros toda clase de mentiras. ¡Alegraos, estad contentos, porque en el cielo tenéis preparada una gran recompensa! Así persiguieron también a los profetas que vivieron antes que vosotros . Mateo 5, 10-12.

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes