Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Paz-iencia

(licencia para inventar)


El 30 de enero se celebra el día de la Paz. Alumnos de todos los colegios hacen actos conmemorativos y homenajes elogiando las virtudes que encierra. Sin embargo, no recuerdo que nada de eso se hiciera durante mi infancia y ese resquicio ha quedado ahí, como un hueco vacío en mi mente. Por eso, hoy me propongo jugar con las palabras por una noble causa. Me doy licencia para inventarlas igual que una niña, tal y como lo hace el alumnado de estos tiempos dedicando unas líneas en favor de ella.


Deseo Paz. Necesitamos mucha Paz-iencia corriendo por las venas para aceptar gustosos que somos poca cosa, que no somos el ombligo de nuestra casa, ni de nuestro barrio, ni de nuestra ciudad, ni de nuestra comunidad autonómica, ni de nuestra nación, ni del mundo.

Deseo Paz. Paz-iencia viajando por las venas para saber que, aunque prosperemos lentamente, nuestra meta consiste en convertirnos en gente del bien hacer.



2

3

Deseo Paz. Paz-iencia cabalgando por las venas para asumir los conflictos que nos trae cada mañana. Y cada tarde. Y cada noche.

Deseo Paz. Paz-iencia circulando por las venas para aceptar que vivimos en una sociedad que está enferma. Enferma de cuerpo y mente, o sea, totalmente desquiciada.

Deseo Paz. Paz-iencia transitando por las venas para vencer el mal, para reconocer que el laberinto de la vida donde estamos inmersos no nos gusta e intentamos encontrar la salida.

Deseo Paz. Paz-iencia desfilando por las venas para soportar el chaparrón de las criticas de los que quieren, más que buscar la verdad, encontrar su propio contentamiento y sentirse a gusto.

Deseo Paz. La Paz-iencia que a veces perdemos con tanta facilidad y la capacidad de pedir perdón con naturalidad. Pedir, arrepentidos, perdón cuando la extraviamos, porque somos capaces de perdonar cuando la pierden con nosotros.

Deseo Paz. Paz-iencia pasando por las venas para construir firme, para sembrar el mensaje de Cristo, para aceptar que, quizás, aunque lo esperamos, no se nos conceda ver el fruto.

¿Quiénes son los agraciados de la Paz-iencia?

Los que ponen en práctica el Sermón del Monte, las Bienaventuranzas. Son un ejemplo de la necesidad de vivir aconsejadas por nuestro Señor, que no forman parte del carácter de los agresivos, ni de las metas que se proponen las gentes de mala voluntad.
Dichosos los que reconocen su pobreza espiritual, porque suyo es el reino de los cielos.
“Dichosos los que sufren, porque serán consolados.
“Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra que Dios les ha prometido.
“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán satisfechos.
“Dichosos los compasivos, porque Dios tendrá compasión de ellos.
“Dichosos los de corazón limpio, porque verán a Dios.
“Dichosos los que trabajan por la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.
“Dichosos los perseguidos por hacer lo que es justo, porque suyo es el reino de los cielos.
“Dichosos vosotros, cuando la gente os insulte y os maltrate, y cuando por causa mía digan contra vosotros toda clase de mentiras. ¡Alegraos, estad contentos, porque en el cielo tenéis preparada una gran recompensa!


Deseo Paz. Paz-iencia de Dios haciendo grandes cantidades de nidos en nuestras venas.

 

Publicación en otros medios:

Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes