Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



¡Lo que hacen las gafas del cariño!

Título cedido por Febe Jordá

Se hicieron amigas esa tarde y habían crecido buscándose, adivinando que una tenía lo que a la otra le faltaba y que no había mejor manera de sentirse completas que andar juntas.  Ángeles Mastretta (del libro Mal de amores) 

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan.  Te enseñan a ser de otra manera, hacen que te sientas mejor persona.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Aportan comprensión.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Te ayudan a recrear palabras amables. Hacen que disfrutes del tiempo compartido pues se te hace corto y siempre quedas con ganas de más.

¡Lo que hacen las gafas del cariño!

2

 

Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Hacen soportables los defectos ajenos y hacen comprender que, de igual modo, una no es perfecta.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Traen bienestar, levantan la autoestima. La compenetración es tan perfecta que las dos partes parecen una sola.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Te alejan de tus propios problemas al enfocar los de la persona amiga. Conducen a la aceptación sin juzgar, ni dañar, ni ofender.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Se convierten en salvoconducto hacia la felicidad pues te acerca al abrazo.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Invitan a la confesión de secretos. Alejan el miedo a expresarse desde adentro, a volcarse, a confesar angustias.

 Las gafas del cariño, cuando las usas, ni pesan ni molestan . Estimulan a reír juntos, a llorar juntos gracias a la complicidad que se disfruta.

 Las gafas del cariño ni se compran ni se venden . Son un regalo que nos hace nuestro poderoso Señor. Sabemos que a veces las perdemos por diversas razones: descuido, egoísmo, distancia, discusiones... No obstante, un buen día nos damos cuenta de que las tenemos renovadas y graduadas a la medida de nuestra persona, esperando a ser llevadas, guardadas en uno de los bolsillos del corazón y sentimos la necesidad de usarlas. A partir de ahí prácticamente no nos las quitamos, porque  un amigo fiel es una protección segura; el que lo encuentra ha encontrado un tesoro .  Eclesiástico 6:14 .

 ¿Y del Señor? ¿qué diremos de la amistad que nos une al Señor?  Como David podemos expresar que el Señor  es él es mi amigo fiel, mi lugar de protección, mi más alto escondite, mi libertador; él es mi escudo y con él me protejo.   Salmo 144:2 .

 De las gafas del cariño podrían narrarse muchas más virtudes, quien lee esto lo sabe, sin embargo, yo debo despedirme . Lo hago al uso del modelo que empleaban mis ancestros:  Con Dios   y expresiones  se despide tu amiga que mucho te quiere.



Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes