Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Hola, buenos días, soy líder

Abre una las persianas de los ojos e inmediatamente, sin pedir permiso, le entra  por las pupilas un líder desconocido:

-Hola, buenos días, soy líder y tengo un proyecto. MIO. Me lo ha dado el Señor  a MI. Así que... reconózcame.

-Hombre, de entrada algo sí que le he notado, ¿vende usted algo?

-De todo un poco. Desde teologías propias hasta recetas condenatorias, lo que quiera.

-¿Y le va bien?

-No me puedo quejar, hay tanto pardillo suelto, digo, perdón, tanto prado... campo abierto...

-Oiga, pues yo no soy líder.

-También me había dado cuenta. Es que usted no tiene madera, se le nota a leguas. Perdone que se lo diga a las claras, pero usted tiene pájaros en la cabeza, vamos, que necesita un líder en su vida que la guíe.

-¿Sabe si lo mío es grave?

-Más para usted que para MI, por supuesto, yo soy líder, ya se lo he dicho. Usted me necesita.

-Volviendo a lo que dijo antes, ¿qué clase de pájaros cree usted que me habitan?

-Los pájaros de la obediencia. Yo mando y usted obedece, ¡je, je!, son las reglas del juego.

-¡Aaahhh!

-¿Y qué proyecto trae?

-En realidad no traigo uno solo, son bastantes. Muchos. Espectaculares. Tantos que mire usted el maletín de MI ministerio, rebosa, por eso necesito gente dócil. El Señor me bendice a MI. Pero no me gusta entrar así de sopetón por los globos oculares de la gente, erróneamente parecería orgulloso, por eso hablaba de un solo proyecto, para ir abriendo boca, pero ya nos conocemos y le estoy siendo francamente transparente.

-Parece un triunfador ¿Acaso no cree que yo puedo ser tan bendecida por Dios como usted?

-Podría ser, pero menos. No se haga ilusiones. No ha sido elegida para mandar, eso se huele.

-¿Y qué pasa si no le obedezco?

-Muy sencillo. No se moleste conmigo pero... en nombre del Señor y por el poder que me confiere le advierto que, junto a los nidos de pájaros, en su interior habitan colonias de demonios. Será mejor que vaya a reconciliarse con su Salvador y a pedirle que la limpie de estos espíritus inmundos. Solo entonces se le caerá la venda de los ojos,  reconocerá sin dificultad MI liderazgo y la necesidad urgente que tiene de sometérseme. ¿Se da cuenta del don de palabra que poseo? ¡Esto es labia espiritual!, ¿no le parece?

-Pues sí, la verdad, de desparpajo está usted sobrado.

-Ya se lo he dicho, soy líder, ¿me cree ahora?

-Pues no. No me convence. ¿Me permite otra pregunta?

-Espero que no sea muy difícil. Es que cuando me sacan de lo MIO...

-¿Le gusta la música?

-Por supuesto. Toco la flauta. Es uno de mis dones.

-¿La de Hamelín?

-Idéntica. Hago mis propias composiciones.

-Pues váyase con ellas a otra parte. Prefiero mis trinos cerebrales a su cortina de humo intoxicado. Ya lo ve, yo ni líder, ni tonta.

...porque no sirven a nuestro Señor Jesucristo sino a sus propios apetitos, y con sus palabras suaves y agradables engañan el corazón de la gente sencilla.

Rom. 16, 18


Publicación en otros medios:

Protestante Digital (2007)


    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos


Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes