Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



¡Feliz Novedad!

Que comencemos a dejar atrás el miedo a pensar y antes de emprender una acción nos preguntemos cómo lo haría Jesús, cuyo nacimiento celebramos y nos pongamos manos a la obra.

Se acercan las mejores Novedades, lo siento con fuerza y mi corazón se llena de deseos que hago llegar a mi Señor como plegarias:

 

Que algún día cercano en el tiempo la sociedad reconozca el verdadero mensaje de la celebración de estas fiestas.


2

Merry Christmas! / Jack Fussell (Flickr - CC BY-NC-ND 2.0)

Que cuando transitemos veredas erróneas no demoremos el regreso al camino que Jesús nos marca.

Que cuando nos demos cuenta de que nos estamos acomodando a la rutina barata y vacía tengamos fuerzas suficientes para romperla.

Que no busquemos el envanecimiento externo que nos atonta.

Que dejemos de moldearnos con el fin de caerle bien a todo el mundo.

 

Que rompamos con las burdas tradiciones que nos atan.

Que comencemos a dejar atrás el miedo a pensar y antes de emprender una acción nos preguntemos cómo lo haría Jesús, cuyo nacimiento celebramos y nos pongamos manos a la obra.

Que nos agarremos a la fe como a un clavo ardiendo.

Que no miremos hacia otro lado si la corrupción y la injusticia acechan.

Que seamos capaces de perderlo todo por una buena causa.

Que no nos dispongamos a manipular la Palabra de Dios a nuestro favor y conveniencia sino que pongamos toda nuestra carne en el asador del evangelio verdadero.

Que ayudemos a dejar de oprimir a los que se consideran inferiores, los más débiles y desprotegidos.

Que hagamos de la oración nuestro modo de vida.

Que no dejemos de ser sal, luz y viceversa.

Que apreciemos el amor de nuestros amigos devolviéndoselo multiplicado.

Que nos propongamos ya de una vez por todas a amar al Señor, nuestro Dios, con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestra mente y con todo nuestro ser.

Que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Cuando todo esto y mucho más empiece a hacerse presente en nuestras vidas gracias a la obra del Espíritu Santo y a nuestra buena voluntad de querer servirle, entonces disfrutaremos al proclamar a voz en grito: ¡Feliz Novedad! Y retornaremos, libres de paja, al verdadero mensaje.

 

Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes