Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Falsos conceptos


¿Cómo podemos ser sal si andamos metidos en estos falsos conceptos?



Pienso que los significados que se le están dando a algunos conceptos cristianos son erróneos y van contra la verdad que anuncia el evangelio.

 

  • A la conveniencia se la llama amistad.
  • Al silencio cobarde, prudencia.
  • Al mucho hablar, don de predicación.

Pasen, prometemos no vender

2

En piedra / CPGXK (flickr / CC BY-NC-ND 2.0)
  • No llamar a las cosas por su nombre, educación.

  • Llamar a cada cosa por su nombre, descaro y falta de amor.
  • Querer dialogar, imponer criterios.

  • Exhortar, meter cizaña.

  • Hacer uso de la razón y pensar, desobediencia.

  • Contar la verdad, criticar y falta de sabiduría.

  • Enseñar, buscar admiración y aplausos.

    • Ejercer con los miembros una disciplina injusta y sin sentido se llama amor.
    • Aceptar el maltrato con resignación se llama amar al enemigo y perdonarlo setenta veces siete.
    • El amor y cuidado de Dios hacia las personas es tergiversado al encajarlo en la teología de la prosperidad.
    • Si sufres alguna desgracia es por falta de fe y flaqueza.

    De ninguna manera lo mencionado es ni se parece a lo que aprendo de Jesús, pero para justificar estos errores y cerrar bocas, algunos de los que se dedican a enseñar buscan versículos manidos y facilones. Y así vamos, envueltos en esas áureas cotidianas que en el fondo todos sabemos mentirosas pero que se imponen de manera atroz y que de tanto y tanto repetirlas, de tanto y tanto oírlas desde los púlpitos, algunas veces llegan a creerse.

    ¿Cómo podemos ser sal si andamos metidos en estos falsos conceptos? ¿Cómo admitimos disfrazar con esta teología el verdadero concepto de ser luz?

    El Señor habla claro, no tergiversa la verdad sino que a cada cosa le da su verdadero sentido. Llama al pan, pan y al vino, vino. Algunos, para su propia conveniencia, los han ido adaptando con el fin de llegar a tener el control absoluto de los miembros.

    No creo que sea normal que nada más entrar en algunos lugares de culto se note un tufo contra natura, el horror y la locura que se vive dentro, quizás por eso no hay crecimiento y el poco que hubo se esté muriendo.

    Hemos sido rescatados para proclamar en voz alta una vida llena de verdades, aunque por ello suframos como ovejas en medio de lobos, pero sin miedo a quienes puedan matar el cuerpo.

     

    Publicación en otros medios:
    Protestante Digital



        -Indice de artículos de Isabel Pavón
        -Indice general de artículos

    Isabel Pavón.
    © SentirCristiano.com

    Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes