Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



Declaración de fe


Declaro que yo, como mujer…

Pero si bien es cierto que la Biblia se ha usado, a lo largo de la historia, para legitimar la opresión y subordinación de las mujeres (entre otros), para acallar sus reivindicaciones de igualdad y ahogar sus luchas de liberación, no es menos cierto que la misma Biblia ha inspirado a otras mujeres, y les ha dado autoridad y fuerza para trabajar por la liberación y para rechazar toda subordinación y toda opresión.
Carmen Bernabé (Biblia. 10 Mujeres escriben Teología)

Por lo cual, haciendo uso de mi libertad y del lenguaje común que tanto hombres como mujeres tenemos entre manos:

Declaración de fe

2

 

Declaro  que yo, como mujer que soy de arriba abajo, por dentro, incluidos mis tuétanos espirituales y mi hechura hacia fuera, estoy hecha a la imagen y semejanza del mismo Dios. Ese fue su capricho.

 Declaro  mi convicción perenne en que, sobre el potro salvaje de la vida, tanto monta Eva como Adán, Adán como Eva.

 Declaro,  sin ningún género de duda que, el Señor, mi Padre, me ama igual que a cualquiera de los hermanos varones que me ronde, que soy hija de primera, ni adoptada, ni nieta, ni advenediza.

 Declaro  que, por amor, me creó mujer porque quiso a ciencia cierta que lo fuese; que gustosamente bendijo mi sexo al comprobar que, el hombre, solo, sería carne de cañón en la inmensidad del universo.

 Declaro  que este mismo Dios, pues no hay otro, reparte sus dones por igual en las Evas y los Adanes existidos, existentes y por existir.

 Declaro  y grito al mismo tiempo, con todas las fuerzas de las que soy capaz, mi fe y contentura en la preciosidad del  salmo 139 .

 Declaro , aunque a algunos les pese, que en  Génesis 1:27  dice la pura verdad y que en mí se cumple.

 Declaro  que, a causa de esto, mi Adán y yo somos juntamente responsables de cuidar la Tierra, de todo lo que en ella subsiste.

 Declaro  esto, me den o no me den permiso los que, ocultos tras un traje de luces (los falsos alumbrados), viven temerosos y escasos de conocimiento.


Publicación en otros medios:
Protestante Digital



    -Indice de artículos de Isabel Pavón
    -Indice general de artículos

Isabel Pavón.
© SentirCristiano.com

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes