Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



TODO ESTÁ BIEN

Si estoy tan cargado/a de mis razones, que cuando el/la otro/a dice que está mal, lo que hago es darle un palo, todo está bien, que para eso se lo merece.

Si estoy tan aferrado/a a mi puesto y a mi prestigio, que callo ante todo y más, todo está bien. ¿Por qué voy yo a perder mi cargo y mi reputación por persona/s de fuera de las paredes de mi casa?

Si tengo tantas ganas de un/a nuevo/a discípulo/a, que dejo que se dedique a mentir y difamar, todo está bien. Quien se tenga que fastidiar, que se fastidie, ¿por qué voy yo a perder a mi nuevo/a discípulo/a?

Si a quien le toca fastidiarse, en lugar de ir al juzgado a hacer lo que según las leyes humanas tiene derecho, va a quejarse a la autoridad espiritual, y como recompensa es tenido/a por los/as demás como el hijo mayor de la parábola (Mateo 15:11-32), todo está bien. ¿Cómo se le puede a alguien ocurrir siquiera que el/la gran siervo/a de Dios lo esté haciendo mal? ¡Y cuanta falta de misericordia hacia un/a pecador/a arrepentido/a!

Si yo soy el/la mejor, y hago todo lo posible por demostrarlo, todo está bien. ¿Por qué dicen las malas lenguas que me dedico a pisar el terreno a los/as demás? ¿Por qué afirman que yo quito de en medio a quien me estorba? Son los/as otros/as quienes no valen nada a mi lado. ¿Acaso se lamenta alguien cuando le da un manotazo a una mosca que le molesta?

Si mi empresa ha descubierto el remedio para una enfermedad mortal, y lo vendemos cien veces más caro de lo que cuesta producirlo, todo está bien. Quien lo quiera, que lo pague, y si no, que se muera. En el mundo hay gente de sobra, pero el dinero nunca está de más.

Si yo he nacido para reinar en la vida, aunque no lleve corona, tengo derecho a poner a la gente a servirme, y todo está bien. ¿Por qué dicen las malas lenguas que ando mangoneando a todo el mundo? ¿Por qué afirman que me hago el/la dueño/a del lugar donde entre, y si no puedo dominarlo, ni entro? Los/as demás están para servirme y obedecer mis órdenes, así que nadie se oponga a ello.

Si yo ando insultando a todo aquél/aquélla que es tan estúpido/a como para no pensar como yo, y como la gente es tan tonta que lo ve mal, me las arreglo para quedar como la persona más amable y aborrecedora de la violencia, todo está bien. ¡Bastante hago con tener que aguantar a tanto/a imbécil! Lo importante es quedar siempre por encima de los demás, no por debajo, al precio que sea, y si consigo que me apoyen, mejor todavía. Así podré seguir viviendo siempre como me parezca, entre a donde entre.

Si mi empresa tiene dinero para comprar cereales y otros alimentos básicos, tengo derecho a fijar los precios, y todo está bien. Nadie tiene por qué quejarse después de que subimos los precios para beneficiarnos. Ni andar diciendo que decidimos quien tiene que morir y quien tiene que vivir. ¿El dinero para qué se invierte? Y pobres hay de sobra, si se mueren unos cuantos no pasa nada.

Que nadie se alarme por nada, que todo está bien. Y ni se nos ocurra quejarnos de cómo nos va después.

 

Mª Auxiliadora Pacheco



    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora

    -Página facebook de Auxiliadora

    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes