Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



SECRETITOS EN REUNIÓN

Siempre se ha dicho “secretitos en reunión son de mala educación”,. Cuando en una tertulia de varias personas, dos se ponían a cuchichear entre ellas. Porque siempre se ha considerado una incorrección andar secreteando en comidas o cualquier acto público destinados a la vida social. Es más, cuando se hace, da lugar a que se piense que se se está hablando mal de los otros. O en el mejor de los casos, que quienes lo hacen se creen más y mejores que los otros, que no son dignos de participar en su conversación.

Muchas sectas y grupos con tintes sectarios, como la masonería, se componen de cierto número de aprendices, sobre los que están los iniciados. Los iniciados, a medida que van ascendiendo de escalafón, reciben ciertas enseñanzas, que tienen prohibido compartir con los de un rango inferior.

En los tiempos de Jesús ya existían grupos de esa clase. Por eso dijo: “Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas” ( Mt. 10: 27). Jesús no quería secretismos de ese tipo entre sus discípulos. Todo lo que Él, por sus limitaciones terrenales, había enseñado en privado, debía hacerse público. Nada que sirviera para edificar o dar testimonio debía quedar oculto.

Los apóstoles lo entendieron así, porque abundan las referencias a andar en la luz. Pablo afirma que los creyentes somos hijos de la luz y del día, y que los que andan despistados (dormidos) y haciendo cosas malas lo hacen de noche (1 Ts. 5:5-7). Por lo tanto, podemos afirmar sin vacilar que en la iglesia primitiva no había secretismos ni iniciados. Solamente hay referencias a hombres y mujeres que recibían enseñanzas de sus maestros y líderes de discipulazo. Unas veces en la asamblea de toda la iglesia, y otras en las casas, en grupos más pequeños. Siguiendo lo que Jesús dijo, no guardaban bajo llave nada que pudiera ser de provecho para otros.

Pero desde hace algunos años, se están metiendo en las iglesias prácticas que desde que empezaron ha habido pastores que las han calificado de sectarias. Pastores que por atreverse a señalar lo que estaba mal, llegaron a ser agredidos físicamente. Las prácticas sectarias, de secretismos sin ninguna justificación, y exaltación desmedida de la enseñanza de moda, produjeron miembros de una secta. Cuando tales enseñanzas llegaron a mi congregación, aunque no se llegaron a tales extremos, recibí muy malos testimonios. Porque eso es lo que pasa cuando a cualquier dinámica o enseñanza se le da más importancia que a lo que verdaderamente ordena la Palabra.

Y esa mala práctica del secretismo sobre lo que llaman encuentros, se quiere hacer pasar como normal, y continuar utilizándola con otro tipo de enseñanzas. Pero, como ya he dicho, nada en la Palabra, la apoya, sino todo lo contrario. Confío en que se vigile que clase de frutos produce, porque pueden ser bastante graves.


Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes