Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



QUE TRAJES MÁS FEOS

Ahora bien, hay diversidad de dones,  pero el Espíritu es el mismo.  Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para el bien de todos. (1ª de Corintios 12:4-7). 

 

Durante la feria de Málaga se celebra el Festival Intercultural. Durante su celebración, diferentes pueblos y nacionalidades presentes en Málaga muestran sus cantes y bailes, después de una primera actuación dedicada al folclore malagueño. Ha estado varios años celebrándose en el auditorio de El Parque, pero este año lo han trasladado a un sitio que en mi opinión no es el mejor, la Plaza de la Merced. Había escenario y equipo de sonido. Pero nada de asientos, y sombra donde llegaba la de los árboles. Solamente el banco que circunda la plaza, y frente al escenario unos bancos de piedra que estaban orientados al lugar contrario, con un pequeño espacio tras el respaldo. En ese espacio me acomodé después de estar en el banco que rodea la plaza, por estar más cerca. A pesar de esos inconvenientes, y de que la mayoría de las personas tuvieron que estar de pie, estábamos disfrutando de las actuaciones. Eran bellos los cantes y bailes de lugares lejanos. 

Bueno, había una excepción, porque en todas partes siempre hay alguien que mete la pata. Una mujer que estaba sentada en el banco del lado correcto, empezó a protestar. Cuando varias canciones se sucedían, protestaba porque quería bailes. Después de la actuación de cierto país llegó a decir: 

-¡Qué trajes más feos llevaban! 

Ni que decir tiene que yo no había visto esa supuesta fealdad, solamente sus señas de identidad características. Después siguió protestando y protestando cuando había varias canciones seguidas. Yo no me pude aguantar por más tiempo y le dije: 

-Cada cual tiene sus gustos, a mí me gustan. 

Con eso conseguí que dejara de calentarme los oídos con sus quejas injustificadas. Todos los demás asistentes estábamos disfrutando, el problema era suyo, los ojos y los prejuicios con que había llegado. 

Eso me hace pensar si algunas veces los cristianos no hacemos lo mismo con quienes manifiestan sus dones y talentos. Si no llamamos faltos de Espíritu o decimos que obran según su propio parecer a quienes simplemente no nos gustan porque no se ajustan a nuestras ideas o gustos particulares. No tiene por qué gustarnos toda la música cristiana, o todo lo que se hace. Pero si da fruto de vida en otras personas, se ve el sello de Dios. Y aunque, como dice el refrán, “para gustos los colores”, podemos respetar la obra que hacen, reconociendo que son una parcela de la viña del Señor. Cuidémonos pues, de criticar a la ligera la obra ajena. Además, ¿quién sabe si la nuestra no le parece a alguien igual de chocante? 

 

Mª Auxiliadora Pacheco



    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora

    -Página facebook de Auxiliadora

    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes