Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



PRINCIPALES GRUPOS JUDÍOS ACTUALES

Los judíos, aunque son un solo pueblo, por causa de la historia y de su dispersión por el mundo, están divididos en varios grupos.

Sus padres fueron Abraham y Sara. Sara era estéril, pero Dios había prometido que tendría un hijo. Finalmente, tras una larga espera, Sara dio a luz a Isaac (Gn. 21:1-7).

Isaac se casó con Rebeca, pero volvieron a haber problemas de esterilidad, y debieron aguardar veinte años para tener hijos (Gn. 25:19-26), Esaú y Jacob. Jacob fue el elegido para formar el pueblo de Dios, y tuvo doce hijos, que dieron lugar a las doce tribus de Israel. La tribu de José estaba formada por los hijos de José, Manasés y Efraín, por lo que antiguamente solía ser contada como dos tribus.

Los israelitas se establecieron en la Tierra Prometida (Israel). Después de la muerte de Salomón, Israel se dividió. Al Sur quedó el reino de Judá, en el que se encontraban los territorios de las tribus de Judá y Benjamín, y parte de las ciudades de la tribu de Leví (sacerdotes y servidores del templo). Al norte quedó el reino de Israel, con las demás tribus.

Israel fue invadido por el rey de Asiria. El rey de Asiria deportó a los judíos, dejando sólo unos pocos judíos, y trajo gentes de otros lugares para repoblar Israel (2 R. 17:24). Como muchas tierras quedaron baldías, las fieras se multiplicaron y empezaron a atacarles, lo que interpretaron como un castigo por no adorar al Dios de Israel. Entonces enviaron a un sacerdote para que les enseñara la ley de Dios (2 R. 17:25-33). Pero al principio continuaron adorando a sus dioses. Con el transcurso del tiempo abandonaron la idolatría. También se unieron a los judíos que quedaron y formaron los samaritanos. Pero por sus diferencias con el judaísmo oficial, entre ellas el obstinarse en adorar a Dios en el monte Gerizim, y por llamarse unas veces judíos y otras asirios según les conviniera, llegaron a tener una gran enemistad con los judíos (Jn. 4:6-9).

Así que casi todas las tribus del Norte en la actualidad se hallan desaparecidas. En Naplusa, la antigua Siquem, y en sus alrededores, hay comunidad samaritana, de estos descendientes de judíos y asirios. Pero es tan pequeña que no es posible saber si acabarán desapareciendo. Recientemente han aparecido los descendientes de la tribu de Manasés en la India, que se llaman a sí mismos Ben – Manasés (hijos de Manasés), y han regresado a Israel.

Las tribus del Sur también sufrieron guerras y deportaciones. Acabaron repartidas por todo el mundo, formando la diáspora. Los que marcharon a la Península Ibérica formaron los llamados sefarditas. De ellos ya he hablado con anterioridad, y de su gran influencia en la cultura iberoamericana. Por ello, solamente me queda añadir que en España llegaron a ser tan numerosos que yo he calculado que cuando se decretó la expulsión, uno de cada diez españoles era un sefardita que practicaba el judaísmo. Tras la expulsión, además de a América, emigraron a algunos países de Europa y países árabes. Muchos de ellos siguen hablando un tipo de español llamado ladino.

Pero en los países árabes también hay judíos que han vivido tradicionalmente en los países musulmanes (Norte de África y Cercano Oriente).

En Europa del Este los judíos formaron la comunidad askenazí. Llegaron a formar importantes comunidades. Pero las persecuciones y el nazismo hicieron que desaparecieran o solamente haya unos pocos representantes en sus lugares de origen. Los sobrevivientes emigraron a otros países más tolerantes y a Israel.

Aparte, hay otros grupos más pequeños. Están los judíos de Extremo Oriente, pues llegaron hasta China y de allí están volviendo a Israel. Otro grupo son los judíos etíopes, muchos de los cuales también han marchado a Israel.

Por último estamos aquellos que, como los samaritanos, somos descendientes de judíos y de los pueblos a donde fueron dispersados. Los descendientes de sefarditas somos llamados por los judíos Anusim, que significa forzados. La mayoría desconoce sus orígenes. Pero por el mundo también hay personas de muchos otros lugares de origen judío, que ignora sus verdaderos orígenes, y que se lleva grandes sorpresas al descubrirlos. En fechas recientes ha sido muy sonado el caso de un polaco que en su juventud llegó a ser nada menos que neonazi. Su novia, que hoy es su mujer, le mostró documentos que probaban el origen judío de ambos, y en la actualidad son judíos practicantes.

Largo ha sido el camino de los israelitas. Pero aún les queda mucho por recorrer. Si debemos interpretar literalmente Apocalipsis 7:4-8, de alguna manera aparecerán las tribus que faltan. Me ha llamado poderosamente la atención al ver esta lista, que se nombra a Manasés, aunque después se cita a José. La tribu que ha aparecido después de estar perdida más de dos mil años.

Hay cosas que sólo Dios conoce, y sólo Dios es capaz de hacer.


Mª Auxiliadora Pacheco


    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes