Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



MAR FRÍO

Respondió Jesús y le dijo:
–Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora, pero lo entenderás después.

Juan 13:7. 

 

Yo soy una persona friolera. Por eso, aunque sé nadar, más de una vez me lo pienso bastante antes de meterme en el mar, y sólo me doy un chapuzón rápido. El mar en la Costa del Sol con frecuencia está frío, algunas veces, según la expresión de los naturales de acá, “que corta los huesos”. Cuando en la previsión del tiempo empezó a aparecer la temperatura del mar, yo miraba con asombro la que tiene en el levante español, más alta que la de aquí.

Pero se me escapaba un detalle importante. Su verano es mucho más caluroso que el nuestro. Los vecinos de Murcia se quejan del calor que pasan. La explicación de esas diferencias está en el mar. Al encontrarse más caliente, funciona como una manta térmica, haciendo que las temperaturas se disparen. En cambio, en la Costa del Sol, el viento de poniente hace que llegue agua del Atlántico, mucho más fría que la del Mediterráneo. El ardiente viento de terral también enfría el mar. Todo eso provoca que la tierra se enfríe.

Durante julio de 2015 hubo una anomalía climática, que ocasionó que el mar en la Costa del Sol estuviera mucho más caliente de lo normal. El resultado fue el mes de julio más caluroso desde que hay registros meteorológicos. Hubo días hasta con once grados más de lo habitual. En agosto se fue normalizando la alternancia entre los vientos de levante y poniente. El mar volvió a tener días en que estaba frío, y bajó la temperatura. Nos seguiremos quejando cuando tengamos vientos cálidos y mar frío, pero volveremos a disfrutar de un clima suave.

En nuestras vidas, a veces sucede lo mismo. Soplan vientos ardientes que parece que nos van a abrasar, o teniendo ganas de estar a gusto, nos encontramos con un mar frío que nos lo impide. Las circunstancias parecen volverse en nuestra contra. Las personas complicadas parecen ponerse de acuerdo para fastidiarnos una detrás de otra. No entendemos lo que pasa. Pero Dios sabe el propósito de lo que está sucediendo, lo que está cambiando en nuestra vida. En su momento, se verá el resultado, el fruto de esas pruebas.

 

No nos cansemos, pues, de hacer bien, porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Gálatas 6:9.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes