Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LA JUSTICIA SOCIAL EN LA BIBLIA
(9ª Parte)

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

I: EL ANTIGUO TESTAMENTO

3. LOS LIBROS POÉTICOS

A. JOB

 

Porque yo libraba al pobre que clamaba

y al huérfano que carecía de ayudador.

La bendición del que estaba a punto de perderse venía sobre mí,

y al corazón de la viuda yo procuraba alegría.

Iba yo vestido de justicia, cubierto con ella;

como manto y diadema era mi rectitud.

Yo era ojos para el ciego,

pies para el cojo

y padre para los necesitados.

De la causa que no entendía, me informaba con diligencia;

y quebrantaba los colmillos del inicuo;

de sus dientes le hacía soltar la presa. (Job 29:12-17).

 

Si he impedido a los pobres quedar satisfechos,

si he hecho decaer los ojos de la viuda,

si he comido yo solo mi bocado

y no comió de él el huérfano

(porque desde mi juventud creció conmigo como con un padre,

y desde el vientre de mi madre fui guía de la viuda);

si he visto a alguno perecer por falta de vestido,

por carecer de abrigo el necesitado;

si no me bendijeron sus espaldas

al calentarse con el vellón de mis ovejas;

si alcé contra el huérfano mi mano,

aun viendo que en la puerta estaban de mi parte,

¡que mi espalda se caiga de mi hombro

y se quiebre el hueso de mi brazo!

Porque he temido el castigo de Dios,

contra cuya majestad yo no tendría poder. (Job 31:16-23).

 

Job era un hombre piadoso, que sufrió grandes pruebas (capítulos 1 y 2). Por este motivo, fue acusado por sus amigos de haber cometido graves pecados, y que por causa de ellos se encontraba en la situación actual. Job declaró ardientemente su inocencia de los cargos de los que le acusaban. Dentro de su defensa, se encuentran estos dos pasajes en los que explica su comportamiento para con los pobres y necesitados, sobre el tema de este estudio, lo que hoy llamamos justicia social.

En el primer pasaje, Job resalta sobre todo su comportamiento como uno de los jueces de su pueblo. Aludiendo a las vestiduras de las personas en buena situación económica de Oriente Medio, afirma que la justicia y la rectitud eran sus vestidos. Es decir, utilizando el lenguaje de su época, Job afirma que él era un juez justo. Juzgaba con justicia, y no se dejaba influir por presiones ni sobornos. Se informaba con diligencia de las causas que eran llevadas ante él. Si algún malvado estaba abusando de los necesitados, actuaba contra él con toda severidad, y le obligaba a restituir aquello de lo que se había apropiado injustamente. Job utiliza un lenguaje muy fuerte, para resaltar su indignación ante las injusticias, compara a los malvados con una fiera salvaje a la que hay que obligar a soltar su presa.

Job afirma igualmente que nunca desatendió a los necesitados, que estaban constituidos por los pobres en general, las viudas, los huérfanos, y las personas discapacitadas. Siempre los escuchó, y les socorrió, atendiendo a todas sus necesidades. Primeramente se preocupaba de darles socorro material, alimento y vestido. También se comportaba como familia de la viuda y del huérfano, y en general de todos los que necesitaban alguien en quien apoyarse. Igualmente era sensible a las necesidades de las personas discapacitadas.

Su comportamiento se derivaba del temor de Dios que él profesaba. Había comprendido que, aunque como un potentado de su tiempo, se podía haber aprovechado impunemente de la situación de los desvalidos, Dios no lo absolvería si cometía esas maldades. Entendió claramente que alguien temeroso de Dios debía actuar para con los necesitados con amor y justicia. Los verdaderos creyentes de todas las épocas siempre han entendido que un corazón piadoso para con el prójimo es el sello del auténtico temor de Dios. Job, como uno de ellos, afirma con toda energía haber actuado así. Todo un ejemplo a seguir.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes