Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LA JUSTICIA SOCIAL EN LA BIBLIA
(13ª Parte)

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

I: EL ANTIGUO TESTAMENTO

3. LOS LIBROS POÉTICOS

C. PROVERBIOS (II)

La justicia

Propia de Dios

Él es quien guarda las veredas del juicio y preserva el camino de sus santos. Pr. 2:8.

 

Este versículo es una seria advertencia para aquellos que se sienten tentados a dar veredictos injustos para su beneficio. La justicia emana de Dios, y es Él quien la vigila. También guarda a los que le sirven, y los protegerá de malas asechanzas.

 

Igualdad de los hombres ante Dios

 

El rico y el pobre tienen en común que a ambos los hizo Jehová. Pr. 22:2.

 

El hombre rico es sabio en su propia opinión, mas el pobre e inteligente lo escudriña. Pr. 28:11.

 

El pobre y el usurero tienen en común que Jehová alumbra los ojos de ambos. Pr. 29:13.

 

Estos versículos vuelven a confirmar que todos los hombres son iguales ante Dios. Las diferencias sociales no existen para Dios. Los que se encuentren en una situación desahogada deben recordarlo. Pues las riquezas con frecuencia traen el orgullo, el creerse que el bienestar económico muestran la superioridad en todos los ámbitos. Pero el inteligente de humilde condición ve la insensatez del rico orgulloso. Estaba prohibida la usura entre los israelitas, pero algunos se aprovechaban de los pobres para pedirles intereses abusivos por sus préstamos. Proverbios les hace una seria advertencia, para Dios son iguales que a aquellos de quienes abusaban, y contemplaba sus obras. Los de situación desahogada nunca deben olvidar que Dios los contempla en sus tratos con los pobres. Esta es otra de las enseñanzas de Proverbios que sigue vigente.

 

Propia de los rectos

 

El justo está atento a la causa de los pobres; el malvado no entiende que eso es sabiduría. Pr. 29:7.

 

El temeroso de Dios muestra su carácter en que hace justicia a los pobres sin tener en cuenta su humilde condición. El malvado en cambio ignora a los pobres y le parece estúpido socorrerlos. Es sabiduría atender a los pobres por dos motivos, porque Dios manda que así se haga, y porque Dios los escucha cuando claman a Él. Los que aman a Dios, quieren parecerse a Él.

 

Promesas para quienes la buscan

 

Los tesoros de maldad no serán de provecho, mas la justicia libra de la muerte. Jehová no dejará que el justo padezca hambre, mas rechazará la codicia de los malvados. Pr. 10:2, 3.

 

De nada servirán las riquezas en el día de la ira, pero la justicia librará de muerte. La justicia del perfecto endereza su camino, pero el malvado caerá por su propia impiedad. La justicia libra a los rectos, pero los pecadores son atrapados en su pecado. Pr. 11:4-6.

 

El malvado obra con falsedad; el que siembra justicia obtendrá firme galardón. Como la justicia conduce a la vida, así el que sigue el mal lo hace para su muerte. Pr. 11:18, 19.

 

En el camino de la justicia está la vida; en sus sendas no hay muerte. Pr. 12:28.

 

La justicia protege al perfecto de camino, pero la impiedad trastorna al pecador. Pr. 13:6.

 

La justicia engrandece a la nación; el pecado es afrenta de las naciones. Pr. 14:34.

 

Abominable es para Jehová el camino del malvado; él ama al que sigue la justicia. Pr. 15:9.

 

Mejor es lo poco con justicia que las muchas ganancias sin derecho. Pr. 16:8.

 

Abominable es que los reyes cometan maldad, porque con la justicia se afirma el trono. Pr. 16:12.

 

Corona de honra es la vejez que se encuentra en el camino de la justicia. Pr. 16:31.

 

Hacer justicia y juicio es para Jehová más agradable que el sacrificio. Pr. 21:3.

 

El que sigue la justicia y la misericordia hallará la vida, la justicia y el honor. Pr. 21:21.

 

Estos versículos hablan de las bendiciones que tendrán los que buscan la justicia. Hay que recordar, como dije al principio de esta sección, que la justicia en hebreo tiene dos vertientes. Significa tanto rectitud moral, como emitir un veredicto justo en el juicio.

Los caminos de los justos son rectos y sin sobresaltos. Cuando venga el tiempo de la aflicción, Dios protegerá a los justos, porque los ama. No dejará que pasen hambre, y al final recibirán la recompensa por haber obrado justamente con Dios y con su prójimo. Ya en vida tendrán  honra, honor, y bendiciones. Para Dios, es más agradable hacer justicia, que hacer sacrificios rituales, como los especificados en la ley de Moisés.

Proverbios también habla de los efectos de la justicia o de su ausencia en los gobernantes y naciones. Recuerda a los gobernantes que para afirmar su mandato deben obrar con justicia. Muchas de las revueltas que ha habido en la Tierra han tenido su origen en el descontento de los pueblos por la crueldad de sus gobernantes. La justicia en cambio hace grandes a las naciones. Las naciones donde hay regímenes crueles o gobiernos rapaces, son avergonzadas ante la comunidad mundial.

 

Denuncia de los juicios injustos

 

El que dice la verdad proclama justicia, pero el testigo falso, engaño. Pr. 12:17.

 

El que justifica al malvado y el que condena al justo, ambos son igualmente abominables para Jehová. Pr. 17:15.

 

El malvado acepta en secreto el soborno para pervertir las sendas de la justicia. Pr. 17:23.

 

Tener respeto a la persona del malvado para pervertir el derecho del justo, no es bueno. Pr. 18:5.

 

Proverbios, en su tarea aleccionadora, denuncia los juicios injustos. La reprensión más severa está en 17:15. Los que por soborno o por conveniencia justifican al malvado o condenan al justo, para Dios son abominables. No se debe favorecer al malvado porque se halle en una posición mejor en contra del derecho del justo y humilde. Los testigos deben decir la verdad en el juicio. El que dice la verdad, hará que triunfe la justicia.

 

Exhortación a juzgar justamente

 

Alegría es para el justo practicar la justicia, pero un desastre para los que cometen iniquidad. Pr. 21:15.

 

Aparta al malvado de la presencia del rey, y su trono se afirmará en justicia. Pr. 25:5.

 

Abre tu boca, juzga con justicia y defiende la causa del pobre y del menesteroso. Pr. 31:9.

 

Los Proverbios exhortan a juzgar justamente. Practicar la justicia es la alegría del justo, tanto en su vertiente moral como legal. Para los que hacen lo malo, practicar la justicia es perder la oportunidad de aprovecharse del prójimo.

Los reyes y gobernantes deben juzgar con justicia, defendiendo a los pobres sin mirar su humilde condición. El gobierno se afirma con justicia, y dando los puestos de confianza a quienes son dignos de ellos. Los malvados traen problemas a los gobernantes y naciones, como ya he dicho.

¿Qué se puede decir en la actualidad, cuando las grandes empresas comerciales se organizan para defender sus intereses ante los gobiernos y alianzas económicas regionales, en contra de los intereses de la gente humilde? La Palabra de Dios sigue dando la respuesta.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes