Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LA FÓRMULA DE DIOS

Estando en la biblioteca de mi zona, en el expositor de novedades vi un libro titulado La fórmula de Dios. Para una creyente amante de la lectura era un dulce demasiado goloso, así que lo tomé en préstamo. La fórmula de Dios es la traducción de una novela del escritor portugués José Rodrigues dos Santos, de Roca editorial. El protagonista es Tomás Noronha, criptoanalista y profesor de Historia en una universidad portuguesa. Estando en Egipto, le proponen descifrar un misterioso documento cuyo título traducido es La fórmula de Dios.

El documento es el fruto de un encargo que recibió Einstein, que a su muerte quedó inédito. El problema es que quien hizo el encargo a Einstein fue el primer presidente de Israel, y que al estar en clave no se sabe con seguridad cual es su contenido. Por eso se piensa que tiene la explicación para fabricar una bomba barata. Esto provoca que Tomás Noronha se vea envuelto en una trama de espionaje y servicios secretos que pondrá en peligro su vida. Para poder recuperar su vida normal y su seguridad deberá descifrar el documento y demostrar cual es su verdadero contenido. Con este fin, deberá viajar por diferentes países y buscar información de varios científicos, entre ellos algunos  antiguos colabores de Einstein. La información que recibe le pone en la pista de que La fórmula de Dios lo que contiene en realidad es la demostración científica de la existencia de Dios.

Como se ve, una trama bastante interesante. El autor se ha documentado sobre los últimos descubrimientos científicos, y los expone con rigor. Esto es una virtud, pero también hace que en algunos momentos resulte un poco difícil seguir el texto, pues para su comprensión exige un nivel de formación entre medio y alto. Lo fascinante de estos descubrimientos científicos es que apuntan más y más a que hay una inteligencia creadora detrás del universo. Todo está ajustado al milímetro para que pueda existir vida. Una variación infinitesimal en una larga serie de factores haría imposible la vida en la Tierra. El libro contiene incluso una curiosa armonización del capítulo uno del Génesis con las teorías de Einstein sobre la creación del universo, que fueron corroboradas posteriormente por la comunidad científica al aparecer nuevos descubrimientos astronómicos. Pero sin embargo, a lo largo de la novela, de una forma que a mí me llega a resultar machacona, se rechaza al Dios de la Biblia. Para ello, se emplean de forma repetida argumentos que hace ya mucho tiempo que han sido contestados por los defensores de la fe. Después de tomarse tanto trabajo en estudiar todos esos datos científicos, el autor se podía haber tomado un poco en investigar que contestan los eruditos cristianos sobre las cuestiones que tanto parecen escandalizarle. Además, ese Gran Arquitecto impersonal que propone no cambia las vidas. El Dios de la Biblia ha cambiado y ha dado sentido a las vidas de muchos millones de personas.

Pero, a pesar de sus defectos, recomiendo la lectura de La fórmula de Dios para quien desee saber que es lo que dice la ciencia actual sobre la posibilidad de que el universo no sea fruto de una casualidad, sino de una causalidad. Conforme se va avanzando en las investigaciones, cada vez se hace más visible la huella del Creador. En la actualidad, ya nadie se burla de quien ve la mano de Dios detrás del universo. Los cristianos presentíamos que algún día la ciencia llegaría a ver las huellas divinas, es bueno saber que ese día ya ha llegado.


Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes