Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



LA CARA POSITIVA DE LA CRISIS ECONÓMICA


Sí, ha leído bien el título. En estos tiempos tan difíciles, me atrevo a hablar del lado positivo de la crisis. Hay paro, familias en ruina, empresas en ruina, desplome financiero, etcétera. El mundo parece tambalearse a nuestro alrededor, porque los pilares de la economía se derrumban, y arrastran los pilares del resto de nuestras vidas.

Pero no todo lo que se ha derrumbado es bueno. Muchas personas en España, como en el resto del poderoso Occidente, se habían vuelto orgullosas. Vivían vidas satisfechas, creyendo que no necesitaban de nada, ni de nadie, ni siquiera de Dios. Dios podía decirles el duro reproche a la iglesia de Laodicea:

Sé también que vas pregonando: “Soy rico, estoy forrado de dinero y nada necesito”. ¡Pobre infeliz! ¿No sabes que eres miserable y pordiosero y ciego y que estás desnudo? (Apocalipsis 3:17, versión La Palabra).

Pero la vida se les vino abajo. Primero tuvieron que ir a la oficina del desempleo, después a la de servicios sociales. Finalmente, a las obras sociales evangélicas. Parecía que ya no quedaba nadie más a quien acudir. Se equivocaban. Entre las cajas y bolsas de alimentos no perecederos, recibieron el alimento que nunca perece, el Evangelio de salvación. Supieron que su estado espiritual era aún más lastimoso que su situación material. Clamaron a Dios, y entonces:

Igual que la tierra produce sus renuevos,
lo mismo que germinan brotes en un jardín,
así hace germinar el Señor Dios la liberación
y el canto de triunfo ante todos los pueblos. (Isaías 61:11, versión La Palabra).

Hay personas que se están salvando porque al mismo tiempo que la vida, se les rompió el orgullo. Continúan siendo pobres materialmente, pero ahora son ricas espiritualmente.

Para el resto de los creyentes, queda el llamado a la solidaridad fraternal. Dios nos llama a acordarnos de la necesidad de los demás, especialmente de los hermanos en la fe. Esto también es un efecto positivo de la crisis.
Porque nuestro Dios es especialista en sacar lo bueno de lo malo.

 

Mª Auxiliadora Pacheco


    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes