Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


LA AUTOESTIMA

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

La autoestima es tener un concepto positivo, una imagen positiva de uno mismo. Cuando se conversa con otros creyentes acerca de este tema, unos piensan que no es necesario tenerla, otros que sí lo es. La Palabra habla acerca de este tema en Romanos 12:3: 

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

Este texto normalmente se emplea cuando se habla acerca del orgullo, pero se puede aplicar igualmente a aquél que tiene un concepto negativo de uno mismo. Tan nocivo es tener orgullo, como creerse un o una inútil.

Al que es orgulloso, que cree que puede hacer las cosas por su propio esfuerzo, Dios lo deja solo diciéndole: “Si tú crees que puedes hacer las cosas por tus propias fuerzas, prueba a ver si eres capaz realmente de hacerlas solo”. Lo que haga en estas circunstancias será sin la bendición de Dios.

El que piensa que no sirve para nada, que carece de autoestima, se ve tan inútil que se queda paralizado, pensando que no le va a salir nada bien. Este problema puede afectar en mayor o menor medida a todos, hombres y mujeres, jóvenes y adultos. Las mujeres somos más propensas a padecerlo, por una serie de motivos. Normalmente realizamos un trabajo rutinario, que no suele ser apreciado. Esta es una de tantas injusticias que hay en este mundo: primero te asignan un papel, y luego le quitan importancia. Sin embargo, ante el Señor el papel de las mujeres es importante. La familia es como un edificio sustentado por dos pilares: el padre y la madre. Si falla cualquiera de los dos la familia no marcha bien, y los hijos no tienen un buen apoyo donde sustentarse.

Hablando ya en general, hermano o hermana, tú eres importante para Dios. Él te ve como una piedra viva Su Iglesia, como un miembro del cuerpo de Cristo, de la Iglesia, con una utilidad específica. No dejes que cualquier concepto erróneo te robe la bendición. Proverbios 4:23 dice:

Sobre toda cosa que guardes, guarda tu corazón, porque de él mana la vida.

El concepto que tengas de ti mismo influirá en tu vida espiritual y en aquéllos que están a tu alrededor. La Palabra nos ha dado preciosas promesas, para nuestra vida personal, para poder triunfar frente a estas cosas. El Salmo 139:1-18 nos recuerda que Dios nos conoce y nos ha formado.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13.

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1:6.

 

Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes