Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



FALSOS PROFETAS


Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. (Mateo 7:15). 

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. (1ª de Juan 4:1). 

 

La Escritura nos advierte repetidamente acerca de los falsos profetas. Jesús mismo también habló sobre ellos. En Mateo 7:15 nos dice que se visten de ovejas, pero que en realidad son como lobos en busca de una presa.  Es decir, dicen que son creyentes, pero en realidad no lo son, y ocultan malos fines bajo una capa de religiosidad. Estas palabras de nuestro Señor también avisaban de lo que ocurriría tras su partida, que habría personas así que harían todo lo posible por introducirse en el rebaño del Señor para engañarlo. 

El apóstol Juan un tiempo más tarde se vio en la necesidad de hablar del tema, porque ya se estaba cumpliendo aquello de que Jesús habló. Antes de que acabara el tiempo de los apóstoles, ya había muchos falsos profetas amenazando a la Iglesia. Estos falsos profetas se introducían en las diferentes congregaciones aprovechándose de la buena fe de los primeros cristianos. Por ello, Juan les da indicaciones sobre lo que hacer cuando llegaran personas nuevas a ellos, diciendo traer palabras de parte del Señor. Les dijo que los probaran. Es decir, que examinaran si lo que ellos decían iba conforme a la sana doctrina, a la razón. No se podía entonces ni ahora creer a cualquiera que dijera venir trayendo mensajes de Dios sin pasarlo por un filtro. La Escritura es el principal filtro al que se debe someter cualquiera supuesta revelación de parte de Dios. Cualquier mensaje o revelación que las contradiga no procede de Dios. Otro filtro son las referencias, tener información digna de crédito, recomendaciones sobre la persona en cuestión. Asimismo que lleve una vida ordenada, más otros de los que hablaré a continuación. 

Así que, como podemos ver, siempre ha habido falsos profetas. En los tiempos antiguos tenían que ir personalmente de lugar en lugar, o divulgar sus falsos mensajes con sus escritos o seguidores. Pero en la actualidad los diferentes medios de comunicación, entre los que destaca la red de redes, se han convertido en tribuna desde la que lanzan sus mensajes personas poco recomendables. Incluso hay en la red una mujer que se las da de profetisa lanzando los mensajes más alucinantes que cualquiera se pueda imaginar. No contenta con hablar visiones mentirosas y vacías procedentes de su propio corazón (ver Jeremías 14:14), anda difamando a personas que sirven al Señor con sus talentos acusándolas nada menos que de haber hecho un pacto con el Diablo para tener éxito. Muchos otros disparates sobre ella podría contar, pero no vale la pena. Lo triste es que hay personas inmaduras y poco formadas que se dejan arrastrar por esta y otras personas así. Tengamos madurez y no nos dejemos arrastrar por el primer mensaje o visión que nos llegue. Hoy más que nunca se hace necesario recordar las advertencias que nos hace la Escritura, desechar todo lo que contradiga la Palabra, difame gratuitamente sin aportar pruebas, o sea una simple colección de disparates. 

Examinadlo todo y retened lo bueno. (1ª de Tesalonicenses 5:21). 

 

 

Mª Auxiliadora Pacheco


    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora

    -Página facebook de Auxiliadora

    -Indice general de artículos

© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes