Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

  Visita a los asilos

  Misión Israel

  Álbum de Fotos

  Arqueología

  Artículos

  Entrevistas

  Forwards

  Locura General

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio



CUANDO EL CULTO ES UN MAL TESTIMONIO

Es bien sabido que las iglesias cristianas proceden de diferentes tradiciones, naciones y culturas. Pero nuestro culto debe ser racional (Romanos 12:1), es decir, ser hecho con inteligencia y sentido común. Siguiendo este razonamiento, para mí hay veces en que la forma o las circunstancias de nuestros cultos se convierten en un mal testimonio para los de afuera. No me refiero simplemente a la falta de comprensión de lo que estamos haciendo, sino de hechos que incluso pueden acarrear problemas legales. 

Yo he escuchado varios casos bastante penosos. Uno es sobre una iglesia que no era especialmente ruidosa, pero que hacía vigilias de oración hasta altas horas de la noche. Esta iglesia, como la mayoría de las de España, estaba en los bajos de un bloque de pisos. Los vecinos del edificio no paraban de quejarse, y mientras en la iglesia se hablaba de oposición espiritual del enemigo a que se entregaran a la oración. Pero la iglesia puso aislamiento acústico en sus paredes y la llamada “oposición espiritual” desapareció. Lo único que había es un problema de mala vecindad, de falta de respeto al descanso de los vecinos del bloque. Estoy segura de que este problema se ha repetido muchas veces. Quien quiera orar por la noche, hacer veladas de oración, etcétera, es libre de hacerlo. Pero lo que no se puede es hacerlo de forma que no se deje descansar a las personas de alrededor. 

En cuanto a los cultos habituales, hay iglesias que sus cultos son bastante ruidosos. Que me perdonen las personas que pertenezcan a alguna de esas iglesias, pero creo que hoy en día hay medios para aislar los locales, sin necesidad de molestar a los vecinos ni dar un mal testimonio. Porque a mí me han llegado a contar de una de dichas iglesias que un vecino se queja de que si el evangelio dice que amarás a tu prójimo, el prójimo de esa iglesia era él, y a él no lo estaban amando al volverlo loco con sus cultos. Sé que este es un tema que puede causar polémica, pero yo estoy con ese vecino. Por algo tan poco complicado como darle a un local un aislamiento adecuado, no se puede andar molestando y echando por tierra nuestro testimonio ante la gente de la calle.  

Además, hoy en día se ha reconocido en las leyes de España y de muchos países el derecho de no tener que soportar un ruido que supere un volumen razonable, mucho menos a horas intempestivas que impidan el descanso. Eso es contaminación acústica, comparable a la de los locales con música o con mesas en la calle que no respetan las normas.  

Termino mi opinión volviendo al principio, vivamos nuestros cultos y vida cristiana con sentido común, no tirando nuestro testimonio por cosas que pueden evitarse fácilmente. 


Mª Auxiliadora Pacheco

    -Indice de artículos de Mª Auxiliadora
    -Indice general de artículos


© sentirCristiano.com

Mª Auxiliadora Pacheco Morente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes