Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Entrevistas

  Forwards

  Arqueología

  Locura General

  Artículos

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


    Capítulo 8

LOS HITITAS
Un pueblo de leyenda, que sólo aparecía citado en el Antiguo Testamento, se hizo realidad cuando a finales del siglo XIX fueron apareciendo los primeros vestigios, que se concretaron en 1906 con el descubrimiento de una gran biblioteca en la ciudad de Hattusa por Hugo Winkler. En esta ciudad capital del reino hitita, se manifiesta una arquitectura ciclópea como se observa -a la derecha- en “La Puerta de los Leones”.

El Antiguo Testamento los nombra como hittim, en la versión Reina y Valera traducido como heteos. Algunas referencias conocidas entre las más de 50 son las de Abraham comprando unas tierras para lugar de sepultura (Génesis 23:10). En Josué se menciona la confederación de pueblos incluidos los hititas, en su lucha contra Israel (Josué 11:3). El ejercito de David contó con hititas entre sus filas (1Samuel 26:6). También son mencionados en tiempos del rey Joram hijo de Acab (2 Reyes 7:6).

Cuando en 1915 Bedrich Hrozný descifró su escritura, dio paso al conocimiento histórico de las costumbres, leyes, comercio, etc. de un pueblo hasta entonces solo conocido por menciones en la Biblia y que la crítica textual tachaba de alegorías. Así, una vez más se comprobó la veracidad de la Biblia.

Historia de un pueblo

Los hititas habitaron la meseta central de Anatolia lo que actualmente es Turquía y algunas zonas del norte de Siria.

En su historia se sucedieron diferentes periodos, desde el 1900 AC cuando aparecieron en la tierra de Hatti, hasta ser integrado finalmente en Asiría.

Pero es interesante destacar el de mayor esplendor de 1430 a 1200 AC en el que incluso el rey Muwatalli se enfrentó al mismísimo Ramsés II en la famosa batalla de Kadesh (primera batalla narrada de la historia), donde el Faraón es frenado en su afán expansionista hacia Siria, manteniéndose la influencia hitita en esta zona. Posteriormente, su sucesor Hatusili III firmó el denominado tratado de Kadesh con Ramsés II. En la imagen adjunta se aprecia el documento de este tratado, conservado en el museo de Estambul.

De este pueblo con raíces indoeuropeas se conservan textos en más de 20.000 tablillas de arcilla descubiertas en diferentes lugares.

Presentan una escritura cuneiforme junto con una epigrafía jeroglífica. Mostraban una planificación urbana desarrollada, como en la ciudad de Alaca Huyuk.

Igualmente habían alcanzado una gran técnica en el uso de los metales, con orfebrería en oro, plata, bronce e hierro. Puede ser que el pueblo hitita fuera el primero en utilizar el hierro.


Índice de Capítulos

Puerta de los leones
Tratado de Kadesh
Estandarte de Alaca Huyuk

Capítulo Siguiente

Capítulo Anterior

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes