Con Acento Poét.

  Enfermería

  ERE

  Evangelismo

  Misión Urbana

T por una Sonrisa

Visita a los asilos

  Álbum de Fotos

  Entrevistas

  Forwards

  Arqueología

  Locura General

  Artículos

  Reportajes

  Testimonios

  Enlaces

Inicio


    Capítulo 1

ESTELA DE MOAB: ENEMIGOS QUE APOYAN EL RELATO DE LA BIBLIA

Al este del río Jordán y del mar Muerto, durante la Edad del Hierro existieron los estados de Ammón, Moab y Edom. Esta zona estuvo estrechamente relacionada con la narración bíblica. Ya la primera peregrina conocida del siglo IV, la española Egeria, describía en su diario, al monte Nebo, desde donde Moisés vio las tierras en las que se asentaría Israel.

Las tierras al norte del río Arnón han sido controladas por diferentes pueblos, como los amoritas, amonitas, moabitas e israelitas. A mediados del siglo IX aC esta zona pasó a poder de Moab, de cuyo  reino han llegado testimonios arqueológicos como el yacimiento de Khirbat  al-Mudayna. Su excavación,  dirigida por P.M. Michéle Daviau, reveló una ciudad con arquitectura similar a las de Israel y Judá. La puerta defensiva tiene la misma estructura, con 6 cámaras  igual a las conocidas en Gezer, Meguido, Hazor y Laquis. Está unida a una muralla del tipo casamata de 5 metros de espesor, con terraplén de tierra y foso defensivo. La datación realizada la fija a finales del siglo IX aC.

Una de las construcciones más interesantes de Khirbat al-Mudayna es el primer templo moabita descubierto, localizado en 1999. En su interior se encontron tres altares; en uno de ellos se aprecia la terminación de sus bordes rebajados en las esquinas, contrarios a los típicos altares encontrados en Palestina con remates en forma de cuernos. En otro de los altares se puede leer una inscripción de las variantes del paleo-hebreo: “El altar de incienso que Elishama hizo para YSP, la hija de WT” (P.M. Michelé - Paul-Eugène Dion, Biblical Archaeology Review).

LA ESTELA DEL REY MESÁ
El testimonio arqueológico excepcional más conocido en Transjordania es la estela del rey Mesá de Moab. Este documento epigráfico hallado en Diban, está realizado sobre roca de basalto negra de 124 cm de altura, 79 cm de ancho y 36 cm de grosor. Escrita por una sola cara, describe los acontecimientos de su reinado en relación con Israel, presentando una información complementaria y verificadora del marco de la narración bíblica. Menciona a Israel y a su rey Omri, a Moab y a su rey Mesá, a ciudades, costumbres e incluso el nombre de la deidad israelita “Yahweh” y del dios moabita “Quemós”.

La estela fue descubierta por el misionero francés F.A. Klein en 1868, cuando recorría las tierras de la actual Jordania. Unos árabes que recibían su asistencia médica le informaron de la piedra con inscripciones en las cercanías de Diban. Tras comprobar su valor, lo puso en conocimiento del cónsul de Prusia; iniciándose una pugna de varios estados occidentales por la adquisición de la pieza. Las gestiones se enrarecieron por diversas circunstancias, llevando la situación al rompimiento de la estela por los árabes que temían perderla, quienes finalmente se repartieron los trozos entre ellos a modo de talismanes.

La providencial copia de la estela realizada sobre papel, por la grabación de las inscripciones mediante el presionado del papel húmedo y su posterior secado, junto a la copia escrita de 7 líneas realizadas antes de romperse, ayudó a Charles Clermont Ganneau a reconstruir la estela, después de recuperar los fragmentos de dos tercios de la misma. La restauración permite analizar 33 líneas de las 34 que la componen. Actualmente se encuentra expuesta en el museo del Louvre.

La inscripción del rey Mesá, está escrita en lengua paleo-hebrea, con pequeñas variantes a la encontrada en Khirbat al-Mudayna. El texto es el mayor descubierto en Palestina, e interesa resaltar la existencia de una literatura bien definida en el siglo IX aC similar a la usada por los israelitas, evidenciando además su formación que llevaría varios siglos antes.

Los hechos narrados en la estela es la continuación del relato descrito en la Biblia, en el capítulo 3 del segundo libro de Reyes. El contenido triunfal de la estela exalta la liberación de Moab lograda por su rey Mesá, después del dominio ejercido por Israel durante 40 años, desde que el rey Omri sometiera a su padre.

La Biblia describe que tras revelarse el rey Mesá, el monarca de Israel Joram consiguió formar una coalición con Judá y Edom para volver a someter a Moab. En su estrategia, el ejército de la coalición evitó pasar por la depresión del Arnón que con 5.000 metros de anchura y 700 de profundidad, constituye una defensa natural de Moab. Atacándolo por el sur desde el desierto, vencieron a Mesá en el campo de batalla, obligándole a refugiarse en la ciudad amurallada de Kir-hareset (actual Kerak). Cuando el rey Joram de Israel se disponía al asalto final, se produjo un hecho ciertamente enigmático. El texto bíblico recoge que el rey Mesá sacrificó sobre las murallas de la ciudad a su hijo heredero, ofreciéndolo a su dios Quemós a la vista del ejército que los sitiaba, provocando indignación y la retirada de las tropas.

Aunque no tenemos detalle, el resutado final según el registro histórico es la independencia de Moab como nación durante los próximos dos siglos hasta la invasión babilónica, para posteriormente diluirse la población en grupos seminómadas bajo los persas y los nabateos.

Además, la inscripción de la estela muestra la expansión de Moab en los territorios anteriormente dominados por Israel frente a Jericó, en la región de Medeba. Nombra a la tribu de Gad y a las ciudades de Dibón, Atarot, Nebo, Quiriataim, entre otras, hasta un total de 12 poblaciones conocidas en la Biblia. También indica la reconstrucción que realizó Mesá en su país después de la destrucción sufrida, utilizando como mano de obra los prisioneros israelitas de las ciudades conquistadas.

Por último, es necesario indicar que los análisis realizados en la estela por el paleógrafo André Lemaire de la Universidad de la Sorbona han podido recuperar del texto de la inscripción en su línea 31, la expresión “casa de David”. Este término coincide con otro hallado en Galilea, en la denominada Estela de Tell Dan realizada por el rey Hazael de Damasco, fijando la historicidad del rey David puesta en duda por algunos autores. Igualmente es interesante indicar, que ambas estelas muestran el debilitamiento de la monarquía israelita al final de la dinastía de Omri, y el inicio del reinado de Jehú, coincidiendo con el texto bíblico del libro segundo de Reyes 10:32-33.


Texto de la estela del rey Mesá de Moab.

1. Yo soy Mesa, hijo de Quemós... rey de Moab, el Di-
2. bonita. Mi padre reinó 30 años sobre Moab, y yo he venido a ser rey
3. sucediendo a mi padre. Y yo he erigido este santuario para Quemós en Qeriho,... en señal de salvación,
4. porque él me ha salvado de todos los reyes y me ha hecho triunfar sobre todos aquellos que me odiaban. Omr-
5. i, rey de Israel, oprimió largo tiempo a Moab, porque Quemós estaba airado contra su pa-
6. ís. Y su hijo le sucedió; y también él dijo: "Yo voy a afligir a Moab". En mis días, él dijo esto...
7. Mas yo he triunfado sobre él y sobre su casa, e Israel ha perecido para siempre. Siendo que Omri poseía todo el pa-
8. ís de Medeba, e (Israel) se quedó allí durante sus días y la mitad de los días de sus hijos, 40 años; mas
9. Quemós nos la ha devuelto en mis días. Y yo he construido Baal-Meón y he hecho el depósito (¿?) y he construido
10. Qiriathan (Quiriataim). Y los hombres de Gad moraban en el país de Atarot desde toda la antigüedad y el rey de Israel se había construido
11. Atarot. Y yo ataqué la ciudad y la tomé, y di muerte a todos los habitantes
12. de la ciudad, espectáculo para Quemós y Moab. Y me apoderé del altar de su hogar de Daudoh (¿?) y lo arrastré
13. ante Quemós en Keriyyoth (Derioth). Y yo asenté a los hombres de Srn (Sarón) y a los hombres de
14. Mnrth (Makharath). Y Quemós me dijo: "Ve, arrebata Nebo a Israel" y yo
15. fui de noche, y le planté batalla desde el amanecer hasta el mediodía, y la tomé.
16. di muerte a todos, siete mil hombres y... las mujeres y...
17. y los siervos; porque los había entregado al anatema para Ashtar-Quemós, y de allí me llevé los utensilios
18. de Yahve, y los arrastré ante Quemós. El rey de Israel había construido
19. Yahas (Jahats), y estaba allí mientras luchaba contra mí. Pero Quemós lo echó de delante de mí. Y
20. yo tomé doscientos hombres de Moab, todos sus principales; los llevé contra Yahas y la tomé
21. para unirla a Dibon. Soy yo quien ha construido Qeriho, la muralla de los jardines y la muralla
22. de la acrópolis. Soy yo quien ha construido sus puertas y sus torres. Y
23. soy yo quien ha construido el palacio real y hecho los canales (¿?) del depósito (¿?) para el agua en medio
24. de la ciudad. Y no había cisterna en medio de la ciudad, en Qeriho. Y yo dije a todo el pueblo: "Que
25. cada uno se haga para sí una cisterna en su casa". Hice cavar las fosas de Qeriho por los prisioneros
26. de Israel. Soy yo quien ha construido Aroer e hizo el camino del Arnón.
27. Soy yo quien ha construido Beth-Bamoth, pues había sido destruida. Soy yo el que ha construido Beser, pues estaba en ruinas,
28. ... con los hombres de Dibon, cincuenta en número, porque todo Dibon me obedecía. Y yo he reinado
29. sobre cien en las ciudades que yo he añadido al país. Y yo he construido
30. Medeba, Beth-diblathen y Bet-Baal-meón, allí he llevado pastores
31. ... las ovejas del país. Y la casa [de Da] vid habitó en Horonán.
32. ... Quemós me dijo: "Desciende, ataca Horonán", y yo descendí y
33. ... ... ... y Quemós nos la ha entregado en mis días. Y yo ... de allá diez (¿?)
34. ...


Francisco Bernal



Índice de Capítulos

Vistas desde el Monte Nebo
Puerta de Khirbatal-Mudayna
"El altar de incienso que Elishama hizo para YSP, la hija de WT"
Estela del rey Mesá
Depresión del río Arnón

Capítulo Siguiente

Quiénes somos      Contacto      Preguntas Frecuentes